sábado , 14 de diciembre, 2019

Escalofriante relato de una de las victimas del Caso Próvolo

Se trata de un ex alumno que declaró haber sido violado, en reiteradas oportunidades, hasta quedar inconsciente. Por los hechos investigados son juzgados los sacerdotes Nicola Corradi, Horacio Corbacho y el jardinero Armando Gómez.

Un ex alumno del instituto religioso para chicos sordos Antonio Próvolo de Mendoza declaró haber sido violado por un jardinero y un sacerdote, en reiteradas oportunidades, hasta quedar inconsciente por el dolor que sufría durante esos ataques.

La víctima, identificada como J.J.R, hoy de 23 años, dijo su testimonio en 2017 en una cámara Gesell, el cual ahora fue proyectado en el Tribunal Penal N°2 de la capital mendocina, en el juicio a los sacerdotes Nicola Corradi, Horacio Corbacho y el jardinero Armando Gómez.

También se encuentran imputados la monja Asunción Martínez, por omisión en otra causa, y el ex monaguillo Jorge Bordón, ya condenado tras reconocer la autoría de 11 abusos.

El joven, oriundo de Misiones, contó que ingresó a la institución cuando tenía 8 años y permaneció durante cinco años, período en el que fue violado al menos 8 veces. La víctima declaró que fue violado en simultáneo por el ex jardinero Gómez (49) y por otro ex trabajador del instituto, quien no llegó al juicio ya que fue declarado inimputable.

En su declaración reveló que en una de las oportunidades el cura Nicola Corradi, de 83 años, encontró a los dos violadores mientras lo atacaban y que simplemente se limitó a ordenar a los violadores que se retiraran a sus habitaciones.

J.J.R. también denunció haber sido abusado sexualmente con acceso carnal por el cura Corbacho.

Además, señaló a Asunción Martínez y a Jorge Bordón de ser quienes lo trasladaban al médico cuando sufría lesiones y desgarros.

Finalmente, la víctima reveló que en 2009, durante unas vacaciones que regresó a Misiones, su madre lo llevó al médico por diversos dolores que presentaba. En ese entonces, la mujer volvió a Mendoza para pedir explicaciones y J.J.R. no regresó a la institución.

Los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho y el ex jardinero Armando “Pilo” Gómez están imputados por 28 hechos de abuso sexual y corrupción de menores y arriesgan una pena máxima de 50 años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *