miércoles , 17 de julio, 2019

Un policía salvó a un bebé que se había ahogado en Tanti

Un oficial de policía le salvó la vida a un bebé de 11 meses, que se había ahogado en la pileta de lona de su casa en la localidad cordobesa de Tanti, haciéndole un trabajo de reanimación.

Se trata de Javier Pressacco, quien patrullaba la zona cuando la madre del niño salió de la casa a pedir auxilio con el bebé en brazos.

“Ayer como a las 7 de la tarde estábamos patrullando en barrio Valle Verde, cuando apareció una mujer en estado de shock con un bebé en brazos”, contó.

“Bajé y le pregunté qué estaba pasando y ella no podía emitir palabra. Observé que el menor estaba goteando, deduje que se había ahogado. Le pregunté y respondió que sí con la cabeza. Procedí a retirárselo de los brazos y comencé el trabajo de reanimación. Gracias a Dios luego de un minuto el bebé volvió en sí y rompió en llanto y liberó todo el líquido”, contó.

El policía agradeció haber estado en ese momento y haber reaccionado rápidamente y dijo: “No me saco la imagen de cuando el bebé volvió en sí. Fue gratificante. Dios me brindó la suficiente calma para actuar ante esta circunstancia. En los brazos le comencé a hacer los trabajos”.

Pressacco explicó que la madre del bebé contó que halló al menor flotando en la pileta de lona, lo retiró y salió corriendo a pedir auxilio. “Me hizo el gesto con el bebé. El bebé parecía una persona muerta. Se lo retiré del brazo y le hice las maniobras correspondientes”, reiteró.

“Cuando el bebé rompió en llanto la madre también y recién ahí ella pudo hablar”, dijo.

En este sentido, el oficial explico que “la mujer tiene además del bebé tiene una nena de dos años. Fue en un descuido. Entró a su casa y dejó a los menores afuera. El bebé se acercó a la pileta de lona. La nena ingresó y le dijo a la madre sobre su hermano. Ella salió a buscarlo y no lo encontraba”.

“Pensó en la pileta, y cuando se acercó lo vio flotando. Lo sacó y no sabía qué hacer. Entró en shock. Salió a la calle y encontró al vecino, que tampoco podía hablar, interpretó que pasó y fue a buscar un vehículo. Sin embargo, la mujer siguió corriendo hasta que dio con nosotros”, completó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *