domingo , 22 de septiembre, 2019

Un jurado de EE.UU. justificó a un padre que mató al agresor sexual de su hija

El papá encontró al hombre abusando de su hija de 5 años en un establo y lo molió a golpes. Aunque llamó al 911 para pedir ayuda, el agresor murió. La Justicia dijo que su reacción “está completamente justificada”.
¿Justicia por mano propia? Sí, al menos, en Texas, Estados Unidos. Un papá que descubrió a un hombre abusando sexualmente de su hija de cinco años y lo mató a trompadas no irá a la cárcel. Un Gran Jurado del Estado de Texas falló que el hombre no tiene porqué enfrentar cargos penales por esa muerte y que su reacción “está completamente justificada”.
Los miembros del Gran Jurado, que es el que decide si hay pruebas suficientes para procesar a una persona y enjuiciarla, determinaron que había evidencia de que se trataba de un homicidio justificado, dijeron funcionarios judiciales del condado de Lavaca, Texas, en una conferencia de prensa.
Los jueces no sólo tuvieron en cuenta la emoción violenta a la que se vio sometido el papá sino que también consideraron una grabación de la llamada del desesperado padre al 911 mientras trataba de salvar la vida del hombre después de darse cuenta de lo que había hecho.
“Necesito una ambulancia. Este hombre estaba violando a mi hija y yo lo golpeé y no sé… no sé qué hacer”, solloza el padre en el teléfono, tan desconsolado que no puede dar instrucciones de cómo llegar a la finca donde estaba, ubicada entre las localidades agrícolas de Shiner y Yoakum.

“Necesito ayuda. Este hombre se me está muriendo… Oh, Dios mío… voy a tratar de cargarlo en el camión y llevarlo al hospital”, dijo el hombre cuya identidad no trascendió, pero de quien se sabe que reside en Yoakum.
La fiscal de distrito del condado de Lavaca, Heather McMinn, explicó que, según la ley de Texas, la fuerza mortal está “autorizada y justificada” para detener una agresión sexual.
“La víctima de cinco años había sufrido algunas lesiones físicas, que estaban en consonancia con todas las declaraciones de los testigos”, dijo a la prensa.
El abogado del padre dijo que la familia sigue profundamente conmovida por lo ocurrido. “Él es una persona pacífica que no tenía intención de matar a nadie ese día, pero tiene que vivir con eso”, dijo V’Anne Huser.
“Pueden imaginarse que en la última semana hemos estado lidiando con un montón de emociones, tratando de ayudar a una niña a superar el hecho de que hay cosas malas que le suceden a niños pequeños debido a gente mala”, dijo Huser y pidió que se respete la privacidad de la familia.
La pesadilla comenzó el 9 de junio pasado cuando una persona alertó al padre de sólo 23 años. Al joven le dijeron que un hombre de 47 años, identificado como Jesús Mora Flores, había llevando a la niña a un establo de caballos y temió lo peor.
El hombre dijo a la Policía que corrió hacia su hija que gritaba y comenzó a golpear a Flores con toda su fuerza al ver que éste tenía los pantalones y la ropa interior bajos mientras manoseaba a la nena.
Los vecinos de la cercana ciudad de Shiner, Texas, aplaudieron la decisión del Gran Jurado.
“Creo que es genial, que deberían haberle dado una medalla por lo que hizo, por defender a su hija”, dijo Leroy Wagner, de 79 años, al diario San Antonio Express News. “¿Quién no lo habría hecho?”.
“Actuó como un padre responsable, cualquier padre responsable hubiese hecho los mismo”, dijo Joe Marek, un electricista de 59 años.
Víctor Casper, un jubilado de 65 años, agregó: “Si se hubiera tratado de mis hijos, yo habría hecho lo mismo. También los hubiera defendido”.

Fuente: AFP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *