miércoles , 20 de noviembre, 2019

Susana Freydoz salió del coma

Se recupera luego de su intento de suicidio el 11 de abril pasado al enterarse de que iba a ser trasladada a una cárcel común. Está condenada a 18 años de prisión por el crimen de su marido.

Susana Freydoz, condenada a 18 años de prisión por el crimen de su marido, el ex gobernador de Río Negro Carlos Soria, salió del coma y se recupera favorablemente luego de su intento de suicidio el 11 de abril pasado al enterarse de que iba a ser trasladada a una cárcel común.

Según informó el diario Río Negro, la mujer salió del estado de coma inducido y hace cinco días que permanece sin sedantes.

Freydoz fue sometida a una traqueotomía a raíz de las lesiones que le produjo el respirador con el que estuvo durante dos semanas de manera ininterrumpida.

Según el matutino patagónico, los médicos ahora evalúan si la paciente sufrió daños neurológicos como consecuencia de la intoxicación con psicofármacos a la se sometió cuando se enteró de que, de la unidad de salud mental del hospital de Cipolletti donde se encontraba, iba a ser trasladada a la cárcel de Roca.

La resolución fue adoptada por la Cámara Primera de Roca, la misma que condenó a la mujer a 18 años de prisión por el asesinato de su esposo, el 1 de enero de 2012.

Por otra parte, su hija María Emilia Soria le solicitó al fiscal Oscar Cid que investigara el desempeño de los médicos y profesionales que intervinieron en el tratamiento de su madre, que padece un grave cuadro de depresión con ideación suicida.

Siempre de acuerdo con el diario Río Negro, trascendió que los investigadores advirtieron “serias irregularidades en el tratamiento”.

“Incluso deslizaron que la historia clínica de la paciente está incompleta porque se omitió consignar información. En un primer momento, analizaron formular cargos contra los profesionales por el delito de ˜incumplimiento de los deberes de funcionario público˜, aunque también la imputación podría configurarse en un caso de mala praxis”, puntualiza la publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *