miércoles , 16 de octubre, 2019

Son dos los muertos por la violencia en Brasil

Cleonice Vieira de Moraes, de 54 años, se convirtió en la segunda víctima fatal de los enfrentamientos entre manifestantes y policías al fallecer el viernes por la madrugada
La trabajadora de la ciudad de Belén, en el estado norteño de Pará, había sido internada el jueves tras inhalar grandes cantidades de gas lacrimógeno, lanzado por la policía militar para dispersar una manifestación.
La víctima se encontraba realizando su labor nocturna en el centro de la ciudad cuando la marea de manifestantes se acercó al ayuntamiento. Entonces comenzó un intercambio con las fuerzas de seguridad, según informa Folha de S. Paulo.
Cleonice y otros empleados se resguardaron en un tranvía transformado en atracción turística, lo que los dejó a resguardo de los proyectiles pero no de los gases.
Después de la explosión de las bombas, la mujer, que tomaba medicamentos contra la hipertensión, sufrió un paro cardíaco y fue trasladada al hospital, donde falleció horas más tarde.
Luiz Otavio Mota, secretario de Saneamiento de Belén, se defendió de las críticas diciendo que los trabajadores no están obligados a permanecer en el lugar y que lo ocurrido fue una fatalidad.
La Policía Militar aún no se pronunció oficialmente sobre el caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *