jueves , 14 de noviembre, 2019

Según un informe en este año se robaron más de 400 armas a fuerzas de seguridad

Los tipos de armas robados al Ejército y a la Fuerza Aérea ya que de la Armada no hay datos, son: ametralladoras pesadas Browning, unas 6 unidades; fusiles de combate FAL 7,62 mm por un total de 154; 1 ametralladora MAG (1); 22 pistolas 9 mm. Además 4 metralletas Halcón 9 mm. y una pistola ametralladora Ingrand. El total de municiones es de  2.300 que abarcan proyectiles de 9 mm. y de 7,62.
Asimismo, el informe del jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina revela que también faltan de los batallones de Arsenales 601 y 603. DE allí, faltan piezas de FAL como ser 274 correderas, 282 cerrojos, 288 armazones, 512 cajones de mecanismo y 45 cañones de repuesto.
Los robos dejan en evidencia el descontrol que existe dentro de los cuarteles e incluso, en algunos casos que ya están en manos de la Justicia, pudo haber complicidad de parte de militares en actividad.
Frente a ello, entre las medidas tomas por el Ejército se destacan la instalación de contenedores cerrados, el armado de una base de datos informática para los movimientos de los repuestos y la creación de un batallón de Arsenales Depósito destinado solo a custodiar armas.
Por su parte, la Fuerza Aérea inició un programa de inspecciones sorpresivas y creó un sistema centralizado de todo su armamento mientras que la Armada informó que aumentó las inspecciones sobre sus armerías según informa el diario Clarín.
Cabe destacar que estar armas robadas son vendidas en el mercado negro de la Argentina y de países vecinos como Brasil donde son adquiridas por delincuentes comunes. Frente a ello, en tierras brasileñas desde al año pasado redobló su presión sobre Argentina y Paraguay con vistas a la seguridad del Mundial de Fútbol del 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *