lunes , 21 de octubre, 2019

Se quiso prender fuego para no volver a prisión

Uno de los hombres que ayer intentó incendiarse frente a la Casa Rosada es un condenado por homicidio con libertad condicional que quería llamar la atención para no volver a prisión.

Un hombre condenado por homicidio se roció con nafta e intentó prenderse fuego junto a su hermano frente a la entrada principal de la Casa Rosada, con la intención de llamar la atención para no volver a prisión por un crimen que sus familiares aseguran que no cometió.

Se trata de Alcides Ariel y Alfredo Orrego fueron detenidos por la policía antes de que pudieran incendiarse frente a la Casa Rosada.

Su madre, Lorenza Noguera, explicó que sus hijos tomaron esa decisión porque el mayor, condenado por un homicidio y con régimen de libertad condicional, “prefiere morir antes que volver a la cárcel”.

El hecho se produjo poco antes de las 9:30 de ayer, cuando los hermanos se pararon en la vereda frente al ingreso de Balcarce 50, se echaron nafta encima e intentaron prenderse fuego, pero fueron detenidos por efectivos policiales.

“No concretaron el hecho”, detalló Alberto Crescenti, director del servicio de emergencia SAME, en declaraciones a Radio 10. El médico explicó que ambos fueron trasladados al hospital Argerich, donde llegaron con “un cuadro de crisis de angustia”.

Crescenti precisó que uno de ellos tiene “lesiones eritematosas” en la palma de una de sus manos y en el pecho, pero aclaró que no revisten gravedad porque fueron producidas, al parecer, por la manipulación del combustible y un encendedor.

Más tarde, la madre confirmó en declaraciones radiales que su hijo mayor fue condenado en 2010 por un homicidio en Lomas de Zamora, pero aclaró que fue en el marco de “una causa armada”.

La mujer dijo que tomaron esa decisión con el objetivo de pedir un cambio de jurisdicción en la investigación, a fin de que se siga otra pista para desligar a su hijo del caso. “A mi hijo lo están acusando de algo que no cometió. Le dieron 23 años de condena y no es justo que esté pagando por algo que no hizo”, sostuvo.

Tras criticar que “los jueces de Lomas de Zamora no tienen ni un poquito de intención de desvincular” a su hijo de la causa, afirmó que “hay testigos que dan nombre y apellido del verdadero autor”.

Alcides Orrego está condenado por “la masacre de Lomas de Zamora”, perpetrada hace ocho años, oportunidad en la que dos personas resultaron asesinadas y otras tres heridas tras un tiroteo al parecer vinculado con el tráfico de drogas. Según la familia del detenido, el hombre sólo intercedió en el conflicto y quedó en medio de la balacera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *