miércoles , 11 de diciembre, 2019

Sánchez Freytes extendió por dos meses la prohibición para construir en el ex Batallón 141

La Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekian, no podrá realizar las que tenga proyectadas en el predio del ex Batallón 141 (junto al Parque Sarmiento) por al menos dos meses más, ya que la Justicia Federal de Córdoba prorrogó la prohibición que existe desde enero pasado para ingresar a ese predio.

La preservación se dispuso a través de una medida de no innovar, mientras se tramita una investigación penal sobre supuestos delitos de lesa humanidad que se habrían producido en ese sitio, según las denuncias de testigos y víctimas del golpe de Estado.

La ampliación del no innovar fue resuelta por el juez federal N°3, Alejandro Sánchez Freytes a solicitud de la fiscal Graciela López de Filoñuk.

A raíz de las declaraciones se manejan dos hipótesis. Una sobre posibles tormentos sufridos por detenidos durante la aplicación del Plan Conintes, en la década del ‘60; y la otra denuncia realizada por un ex conscripto, cuya identidad se mantiene en reserva, sobre ilícitos que habrían tenido lugar durante la última dictadura militar.

La medida rige desde hoy y por un lapso de 60 días, por lo que hasta mayo no habrá novedades sobre posibles desarrollos inmobiliarios en el ex regimiento militar.

Durante ese período, el predio seguirá siendo custodiado por Gendarmería Nacional y sólo podrá ingresar personal del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf), para realizar tareas de prospección arqueológica en el predio de 22 hectáreas.

Básicamente se intentará determinar la existencia de restos óseos y de movimientos de suelos, que abonen la hipótesis de posibles enterramientos clandestinos.

La orden dictada por Sánchez Freytes prohíbe “toda tarea de tala, demolición, construcción y/o excavación y/o cualquier otra que implique modificar, alterar o cambiar de alguna manera la topografía del terreno y/o su subsuelo”.

Esa indicación vale para la porción de terreno perteneciente a Eurnekian, ya que otra parte del predio militar fue ocupado años atrás por la Ciudad de las Artes y otras dependencias provinciales.

En relación al inmueble de Corporación América, vale recordar que a principios de año, el Concejo Deliberante aprobó fuertes cambios en los patrones de uso del suelo, a partir de la aplicación de la ordenanza de convenios urbanísticos.

Así, paso de ser área de reserva verde, a pasible de un uso mixto residencial-comercial, con la posibilidad de edificar casonas de hasta seis pisos, algo que desde 2007 estaba totalmente prohibido.

Con esos parámetros y de acuerdo a la cotización de mercado del metro de construcción en esa zona –una de las más caras de la ciudad–, el negocio inmobiliario potencial superaría los 600 millones de dólares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *