domingo , 15 de septiembre, 2019

Saieg recibirá a representantes de 130 familias que denuncian estafa de una cooperativa

Denuncian graves irregularidades en la adjudicación de viviendas. Acusan a los titulares de la cooperativa, al intendente de Malvinas Argentinas y al secretario de Políticas Sociales.

El ministro de Gobierno de Córdoba, Walter Saieg, recibirá hoy a dos representantes de 130 familias que denunciaron a una cooperativa de viviendas por presuntamente haberlas estafado.

Además, el abogado de la querella, Carlos Nayi, participará de la audiencia, luego de haberse reunido la semana pasada con el fiscal general, Alejandro Moyano, para solicitar celeridad en la investigación de la denuncia presentada hace dos semanas.

La presentación penal se basa en los presuntos delitos de “defraudación por administración fraudulenta, desbaramiento de derechos acordados, asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público” e incluye al intendente de Malvinas Argentinas, Daniel Arzani, y al secretario de Políticas Sociales, Cooperativas y Mutuales de la Provincia, Sergio Lorenzatti.

Asimismo, la denuncia es contra los integrantes de la Cooperativa “El Progreso”, compuesta por Graciela Isabel Zueta (presidente); su pareja Sebastián Gavotto (secretario); y Daniela Morales (tesorera).

Según los denunciantes, la Cooperativa de Viviendas y Consumo “El Progreso” acordó con cada una de ellas una cuota societaria en tiempo y forma, en montos que van de los 2.000 a los 400.000 pesos, para un plan de viviendas en lotes ubicados en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

La cooperativa “a partir de una estructura publicitaria gigantesca” se habría comprometido con la entrega de la vivienda terminada y en perfectas condiciones en un plazo de 18 meses. Sin embargo, con el paso del tiempo los socios evidenciaron “graves irregularidades” entre las que se enumeran: que la cooperativa “en los “últimos cinco años sólo había entregado 28 viviendas, cuando los socios son más de 300″; que ofrecía “la compra de un terreno que estaba usurpado”; que “al suscribir los contratos de adjudicación del lote, algunos beneficiarios recibían el lote que le había sido asignado a otro socio“, es decir que la cooperativa presuntamente adjudicaba los lotes a más de una persona; y que algunos socios “acudieron a la dirección de catastro para verificar el número de lote y manzana que les adjudicaba la cooperativa y se llevaron la sorpresa de que no eran los mismos que figuraban en la mencionada dependencia”.

(Fuente: Día a Día)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *