domingo , 21 de julio, 2019

Rómulo y Remo y el ciervo del Rosedal se suman a las estatuas saqueadas

El ministro Diego Santilli reconoció que son habituales los saqueos contra los monumentos porteños, luego de que se conociera el robo del sable del general Güemes. “Las estamos reemplazando por símiles sin valor, adelantó
Luego de que ayer a la  mañana se conociera el robo del sable, las riendas y las espuelas de la estatua del general Güemes en el barrio de Belgrano, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reconoció que es una situación habitual.
Le pasó lo mismo al ciervo en el Rosedal y al Rómulo y Remo de Parque Lezama“, reconoció el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, en diálogo con Radio Mitre. En ese sentido, el funcionario de Mauricio Macri adelantó: “Las estamos reemplazando por símiles sin valor, porque si no, se las roban”.
Santilli reconoció que la situación de las plazas es “una cosa increíble” debido a que cuando se restituye una placa de bronce para una estatua “no dura más de 24 horas“. “Se roban hasta las mangueras de riego, se roban cosas del patio de juegos en las plazas…”, enumeró. A modo de ejemplo, el funcionario mencionó el caso del Parque Chacabuco, donde “se robaron 18 postes de luz“.
En ese sentido, el ministro de Ambiente explicó que se distribuyen cámaras de seguridad, fuerzas de seguridad y hasta se enrejan plazas para evitar el vandalismo. “Odio poner rejas, pero roban. (…) Tenemos guardianes de plazas, pero son de día: el año pasado muchos fueron golpeados“, reconoció.
“No tenemos fuerzas de seguridad en las plazas. Sentimos el retiro de la Policía Federal. Lo dije hace un año y medio. Donde hay presencia policial, está bien; donde se retiró, es un problema”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *