jueves , 14 de noviembre, 2019

Revelaron detalles de la masacre en Newtown

La policía de Connecticut entregó un informe acerca de los pasos de Adam Lanza en los momentos previos a la matanza: cómo asesinó a su madre y qué sucedió dentro de la escuela en donde murieron 27 personas. Creen que planeaba un crimen mayor porque tenía cientos de balas

Adam Lanza, la persona que cometió la masacre en la primaria de Connecticut, le disparó en su domicilio cuatro veces a su madre en la cabeza antes de dirigirse al establecimiento educativo, según la información brindada por las autoridades.

Después, el joven de 20 años se subió al automóvil de su madre, cargado con un total de tres armas que ésta, coleccionista de armamento y aficionada al tiro, había comprado legalmente: un rifle semiautomático Bushmaster AR-15 y dos pistolas, también semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer.

A su llegada al colegio Sandy Hook, Adam rompió un vidrio para poder entrar, y sortear así el sistema de portero automático con el que contaba, y empezó a disparar a quemarropa en el pasillo y dos aulas con su rifle, una versión civil del fusil de asalto M-16 empleada ampliamente en las fuerzas armadas de EEUU.

En su sangriento camino perecieron la directora del centro y la psicóloga, que trataron de impedirle el paso, cuatro profesoras que, como Victoria Soto, intentaron desesperadamente refugiar a los niños en los armarios y baños, y un total de 16 niños de 6 años y otros cuatro de 7 años, todos ellos con al menos tres balazos.

Lanza no decidió quitarse la vida hasta que no escuchó la llegada de la policía, según detalló hoy el gobernador del estado de Connecticut, Dannel Malloy, quien afirmó que se cree que el joven planeaba una matanza mayor, ya que la policía indicó que contaba con “cientos de balas” sin usar cuando fue encontrado.

Sin embargo, la investigación continúa, y una pregunta fundamental aún no encuentra respuestas por parte de nadie: qué llevó al joven Lanza a cometer una de las mayores masacres en la historia de los Estados Unidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *