miércoles , 13 de noviembre, 2019
Cabezas

Recuerdan a Cabezas a 16 años de su desaparición

Ayer se recordó al reportero gráfico, José Luis cabezas, desaparecidos en 1997, durante la segunda presidencia de Carlos Saúl Menem, con un festival con grupos juveniles de música en las inmediaciones del Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires.

Además, hoy  a las 9 se realizará un acto en la cava de Pinamar, el lugar donde apareció baleado y calcinado el cadáver del fotógrafo de la revista Noticias, y a las 10 se plantará un pino en la entrada de esa ciudad atlántica, mientras que por la noche se hará un festival de música en Mar de Ajó, en la intersección de Almirante Brown y la playa.

Agustina Cabezas dijo que el acto “es también un poco para que todos se acuerden de quién era mi papá y que estas cosas, que lamentablemente pasan, no vuelvan a ocurrir con la impunidad con la que fue todo aquello”.

El cadáver calcinado de Cabezas fue encontrado en Pinamar el 25 de enero de 1997 dentro de un auto incendiado, con las manos esposadas a la espalda y dos balazos en la cabeza.

En 2000, a través de un juicio oral y público fueron condenados a prisión perpetua los cuatro integrantes de la banda “Los Horneros”, integrada por Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana; Gregorio Ríos, jefe de seguridad del empresario Alfredo Yabrán y los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo.

En un segundo juicio, fue condenado el comisario de Pinamar Pedro `La Liebre` Gómez, por haber liberado la zona donde se cometió el traslado y asesinato del reportero gráfico.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos de Argentina (ARGRA), Raúl Ferrari, informó que la entidad comenzó el año pasado una campaña “por cárcel efectiva para los asesinos de Cabezas, porque estaban todos con prisión domiciliaria y beneficios”.

La Asociación, “así como dice la consigna `No se olviden de Cabezas` hace 16 años, no olvida que en estos 30 años de democracia, uno de los peores atentados a la libertad de prensa y expresión fue el asesinato de José Luis, así como el de Mario Bonino, que nunca quedó muy claro y también fue en los años `90”, sostuvo Ferrari.

El festival fue una iniciativa de la familia Cabezas, y organizados además con ARGRA y Cultura Vallese, con el objetivo de que participaran los jóvenes, la hija de José Luis y nuevas generaciones, y se sumaron así los recitales de música a los actos de homenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *