miércoles , 21 de agosto, 2019

Randazzo se reunió con la familia de las víctimas de Sebastián Cabello

Anunció que elaborará una presentación judicial para que el responsable del fallecimiento de la esposa y la hija de Sergio Rosales no pueda tramitar su licencia. Ayer la Cámara de Casación Penal dio por cumplido el tiempo de inhabilitación.

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, se reunió hoy en su despacho de la Casa Rosada con Sergio Rosales, esposo de Celia González Carman y padre de Vanina, víctimas fatales del accidente de tránsito protagonizado por Sebastián Cabello en 1999 en el barrio porteño de Nuñez.

Al término de una reunión que mantuvo con Rosales y su abogado Marcelo Parrilli en Casa de Gobierno, el ministro informó que brindó el “total apoyo a la familia”, que elaborará una presentación judicial para que Cabello no pueda tramitar su licencia, luego de que ayer la Cámara de Casación Penal diera por cumplido el tiempo de inhabilitación impuesto.

El ministro dijo que Cabello “tiene un antecedente pésimo cuando en el año 2010, estando inhabilitado, obtuvo una licencia en el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas y por supuesto rápidamente fue anulado”.

El funcionario recordó que hay una decisión de un juez de primera instancia que prohíbe la posibilidad que Cabello vuelva a conducir por lo menos hasta el 2017, por lo que al menos hasta ese año no tendría la posibilidad de obtener una licencia.

Ayer Randazzo instruyó a la Agencia Nacional de Seguridad Vial para que acompañe judicialmente a la familia Rosales con el objetivo de que Cabello no pueda volver a conducir hasta tanto se resuelva definitivamente su situación judicial.

En este sentido, el gobierno bonaerense informó oficialmente que la provincia de Buenos Aires no habilitará a Cabello para conducir hasta 2017 y explicó que la Dirección de Política y Seguridad Vial tiene facultades para proceder a la inhabilitación administrativa y denegar la tramitación de una licencia cuando lo considere.

Fuentes judiciales informaron que a raíz del fallo de Casación Penal, Cabello quedó habilitado para conducir, ya que se dieron por cumplidos los 10 años de inhabilitación que le había impuesto la Justicia.

Si bien un juez de Ejecución Penal había hecho un cómputo a partir del cual los 10 años de prohibición para conducir regían desde que en 2006 quedó firme la condena y vencían el 14 de noviembre de 2016, la defensa de Cabello apeló esa resolución argumentando que su cliente estaba inhabilitado desde que fue procesado el 14 de septiembre de 1999.

El ministro Randazzo calificó de “vergonzoso” al fallo.

El 30 de agosto de 1999, Cabello, de entonces 19 años, embistió con su Honda Civic a alta velocidad el Renault 6 en el que se trasladaban Celia González Carman (38) y su hijita Vanina (3) por la avenida Cantilo, en Núñez.

Madre e hija murieron carbonizadas al incendiarse el auto, mientras que Cabello huyó sin prestarles asistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *