miércoles , 21 de agosto, 2019

Proteccionistas se manifestaron y los carreros respondieron con una nota

La Fundación Sin Estribo protestó frente al Palacio 6 de Julio para repudiar “la falta de políticas públicas”. La Cooperativa de Carreros La Esperanza sostuvo en una nota enviada a la prensa que “seguirá luchando” por los derechos de los carreros.

La Fundación Sin Estribo protestó hoy a las 11 frente al Palacio 6 de Julio para repudiar presionar a la Municipalidad para que accione hacia la erradicación de la tracción a sangre en la ciudad.

“Repudiamos la falta de políticas públicas en relación a la problemática que representa la circulación de carros a tracción de sangre animal en el ámbito de nuestra ciudad. Que como consecuencia de ello se vienen produciendo periódicamente graves accidentes de tránsitos de los que resultan lesionados niños, caballos y afectado el patrimonio y seguridad de las personas. Que la permisión de la circulación de estos vehículos pone en riesgo la vida e integridad de todos, demostrando una conducta de desprecio a la vida”, asegura la fundación por medio de un comunicado.

“Nada justifica hoy la explotación absurda de caballos y el privilegio que constituye para ciertos sectores el poder transitar sin ningún tipo de control ni garantías, dañando a terceros y a sí mismos, por el solo argumentos de invocar una situación de necesidad económica”, sostienen los proteccionistas que piden la sustitución de animales por otro medio de movilidad como motocargas o bicicletas con montacargas.

Respuesta de carreros

“En las redes sociales, hemos visto que el argumento principal de estas“protectoras” es sacar de circulación el carro, más que el caballo. Esto nos preocupa. Somos conscientes que los argumentos y las formas en que estas personas actúan “en defensa del derecho del animal” dejan de manifiesto un profundo desprecio por el pobre. No solo la mala aplicación de la Ley Sarmiento, con la necesaria complicidad de la policía de la provincia, se utiliza como excusa para quitarnos los caballos, sino también otros mecanismos menos legales y más frecuentes como la persecución y la discriminación al carrero. Estas formas criminalizan la pobreza y nuestro trabajo, no cuidan de los animales como dicen ellas, las protectoras” sostiene la Cooperativa La Esperanza en un comunicado.

“Nosotros sabemos que sucede con los caballos, vivimos con ellos, son parte de nuestra vida: los queremos, los cuidamos, son nuestros compañeros. Nosotros tenemos conciencia de lo que pasa con los caballos (…) La prohibición no lleva a nada, estamos convencidos, solo resta y excluye. Si se quiere trabajar por el bien del animal, que se haga enserio, como lo venimos haciendo nosotros. Que dejen de maltratar caballos en las domas, los maltratadores y los que aplauden desde el público en nombre de las costumbres argentinas. Que dejen de explotar a los caballos en las carreras de hipódromo que dan tanta plata a sus explotadores, los que con el animal hacen muchos negocios”.

Y concluyen diciendo: “Decimos nuevamente: somos una realidad. Y ni con prohibición ni con exclusión ni con persecución van a lograr callarnos. Somos constructores de cambio, en nuestros trabajos y nuestras vidas, que no solo son de los carreros y sus familias, sino del pueblo cordobés. Porque con políticas serias,planificadas e inclusivas vamos a avanzar todos en mejores condiciones para vivir“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *