miércoles , 20 de noviembre, 2019

Prohíben a las mujeres ser presidentas de Irán

El ayatolá Mohamad Yazdi dijo que “la ley no permite que las mujeres sean presidentas” terminando con las aspiraciones de unas 30 mujeres inscriptas como candidatas.

El ayatolá Mohamad Yazdi, miembro del Consejo de Guardianes de la Revolución de Irán, que decide los candidatos que se pueden presentar a las elecciones, afirmó hoy que las mujeres no pueden ser presidentas del país, informó la agencia local Mehr.

Yazdi, un influyente clérigo conservador que ha ocupado distintos cargos públicos y religiosos en la República Islámica, dijo, según la fuente, que “la ley no permite que las mujeres sean presidentas” en Irán.

De este modo, Yazdi acabó con los anhelos de las 30 mujeres inscriptas como candidatas a la Presidencia en el Ministerio del Interior para los próximos comicios del 14 de junio, un 4 por ciento de los 686 aspirantes registrados y cuyos expedientes revisa el Consejo de Guardianes.

El ayatolá criticó a las aspirantes registradas y en especial a las que han manifestado que, de ser elegidas, promoverían designaciones para una mayor participación de la mujer en la vida pública.

Los Guardianes, doce clérigos y jurisconsultos de alto rango musulmanes chiíes, tienen poder de vetar a los candidatos que no consideren aptos para las elecciones nacionales en el régimen teocrático de la República Islámica de Irán.

La Constitución iraní utiliza una palabra que designa sólo a hombres al hablar del presidente de la República y las mujeres están discriminadas en Irán, donde tienen una situación de dependencia legal de los varones, lo que hace prácticamente imposible que puedan acceder al máximo cargo político del país.

Sin embargo, las mujeres pueden ser elegidas diputadas y también ser miembros del Gobierno en Irán, aunque su número es muy pequeño tanto en el Legislativo como en Ejecutivo.

Las mujeres iraníes están obligadas por ley a vestir en público ropas que las cubran de la cabeza a los píes, con excepción del rostro y las manos y, además, entre otras cosas, necesitan el permiso de sus maridos o tutores masculinos para emprender acciones legales o para viajar.

(Fuente: Infobae)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *