sábado , 14 de diciembre, 2019
dengue zika

Prevén entre 3 y 4 millones de casos de zika en la región

Lo estimó la OMS, que convocará a un comité de emergencia el próximo lunes para determinar si el brote constituye una emergencia sanitaria de alcance internacional, con Brasil como el país más afectado.

La Organización Mundial y Panamericana de la Salud (OMS/OPS) estimó que el virus del zika podría afectar a entre 3 y 4 millones de personas en América este año y convocará a un Comité de Emergencia el próximo lunes para determinar si el brote constituye una emergencia sanitaria de alcance internacional, con Brasil como el país más afectado.

“Teniendo en cuenta que el año pasado hubo en América 2 millones de casos de dengue, y que el mosquito que lo transmite es el mismo, usando modelos informáticos y teniendo en cuenta toda la incertidumbre con la que trabajamos, estimamos que podría haber entre 3 y 4 millones de infectados en 12 meses”, afirmó Sylvan Aldighieri, experto de enfermedades infecciosas de la OPS.

El especialista destacó el hecho que estas cifras son “estimaciones” basadas en lo que se sabe sobre el dengue, enfermedad que como el chikungunya se transmite por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, presente en toda la región a excepción de Canadá y Chile continental.

“Entonces, teniendo en cuenta la presencia masiva del mosquito, los datos sobre infecciones de dengue, el hecho de que la gente no está inmunizada y lo que nos dicen los cálculos, podemos estimar -pero sólo estimar- las cifras de posibles infecciones”, subrayó.

El país más afectado es Brasil, donde ya contabilizaron un millón y medio de casos de zika y 4.180 bebés nacidos con microcefalia, dolencia que se relaciona con la enfermedad, aunque aún no se determinó la causalidad directa.

Asimismo, en Brasil también se detectaron casos de bebés nacidos con el síndrome de Guillain-Barré, una condición que ataca el sistema inmunitario y el sistema nervioso y a veces causa parálisis.

Colombia, otro destino turístico muy elegido por los argentinos, registró 11.712 casos durante 2015 según cifras oficiales y el gobierno de ese país llamó directamente a las parejas a “no embarazarse” ante el avance del virus.

Justamente en Argentina se analiza un caso de una colombiana que estuvo en su país para visitar familiares y regresó a la Ciudad de Buenos Aires donde vive y un neuquino que se contagió el virus en un viaje en Colombia.

En torno a la evolución del virus en el país, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud, Jorge San Juan, vaticinó que “no tenemos algo promisorio, esto recién empieza” y aseguró: “Seguramente a futuro tendremos más casos de zika, su evolución es igual a la epidemia del dengue”.

Del otro lado del Atlántico, Austria detectó el primer caso de contagio en una turista que regresó de unas vacaciones en Brasil y se sumó a la lista de países europeos con afectados que incluye a Dinamarca, Reino Unido e Italia.

Ante este panorama la OMS adelantó que convocará un Comité de Emergencia el próximo lunes para determinar si el brote del virus constituye una emergencia sanitaria de alcance internacional, anunció directora general de la entidad, Margaret Chan.

La directiva recordó que el virus lo transmite el mosquito Aedes Aegypti, que normalmente se multiplica con mucha rapidez, un crecimiento que este año aún es más acelerado a causa del fenómeno meteorológico de El Niño que provoca lluvias torrenciales e inundaciones que favorecerán la multiplicación del virus.

Chan explicó que la organización que dirige está “muy preocupada” por la posibilidad de que las microcefalias estén causadas por el virus, por la rapidez con la que la enfermedad se desarrolló, por la falta de inmunidad de la población y por la falta de vacunas o tratamientos disponibles.

“El nivel de preocupación es tan alto como el nivel de incertidumbre”, añadió en declaraciones que reprodujo la agencia EFE.

La infección por el virus suele generar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis y dolores musculares con síntomas duran entre 4 y 7 días.

Debido a su similitud con los del dengue y la fiebre chikungunya puede ser confundida fácilmente con estas enfermedades, al tiempo que no hay vacuna ni tratamiento específico, por lo que es fundamentalmente sintomático en donde a los enfermos se les recomienda tomar abundante agua para reponer líquidos.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *