sábado , 24 de agosto, 2019

Plan de Contingencia: Más camas y profesionales para enfrentar el invierno

Con la llegada del invierno, el ministerio de Salud de la Provincia diseñó un Plan de Contingencia para atender el incremento de la demanda de consultas por casos de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) en niños menores de cinco años.

Según datos proporcionados por el ministerio de Salud, en los meses fríos del año, en especial julio y agosto, 60 por ciento de las consultas ambulatorios en los hospitales públicos son por infecciones respiratorias, incrementándose de mantera exponencial el número de internaciones de este grupo etario.

Por tal motivo, y con el objetivo de atender esta demanda, el ministerio lanza este plan invernal que contempla la contratación de 180 profesionales de la Salud (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, bioquímicos, etc), que durante los tres meses reforzarán la atención de este sector de pacientes cuyas principales enfermedades en el invierno son las bronquitis, neumonías y las de tipo influenza.

El plan proyectado incorpora 85 camas críticas para niños y neonatos que se distribuyen en los hospitales Pediátrico, de Niños, el Misericordia, Materno Neonatal y el Florencio Díaz de la ciudad de Córdoba, que se suman a las 108 ya existentes para neonatos y pediátricas.

Además, se realizó una inversión adicional (5 millones de pesos) en aparatología, insumos y medicamentos para asegurar que los pacientes que así lo requieren reciban un diagnóstico adecuado y salgan de la consulta con el medicamento entregado.

Respecto a la internación, y bajo un protocolo de atención común, los casos por IRAB se diferencian del resto para evitar infecciones cruzadas y sólo de ser necesario, el hospital puede suspender cirugías programas.

Sobre el mismo esquema se suma la disposición de “Consultorios de Febriles”, diferenciando de esta manera los niños que llegan por una consulta vinculada a las dificultades respiratorias del resto de las consultas que recibe el hospital; a la vez que se conforman salas donde se atenderán casos que no necesiten una internación mayor a 48 horas.

Además, en función de la demanda, en los hospitales de Capital con consultorios pediátricos (Ej: hospital de Niños y Pediátrico) la atención se extenderá hasta las 22 horas.

Por último, se recomienda a los padres especial atención para los casos de niños de hasta tres meses ante posibles signos que pueden manifestar una infección respiratoria, como tos, fiebre alta, dificultades respiratorias, rechazo de alimentos, vómitos, agitaciones, entre otras.

TRABAJO CONJUNTO CON ACTORES INVOLUCRADOS

Actores involucrados: áreas de Maternidad e Infancia; Epidemiológica; hospitales de Capital e interior; Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) en toda la provincia; laboratorio central; hospitales provinciales y municipales; prestadores del sector privado y el servicio de traslado de pacientes neonatal (mediante convenios firmados).

Se capacitó al personal de Salud para unificar normas de atención, tratamiento y derivación oportuna.

La campaña también es dirigida a la comunidad en general, con la difusión y promoción de mensajes vinculados a la importancia de la prevención desde el hogar y la familia. (Ej: lavarse las manos, importancia de la lactancia materna; completar esquemas de vacunas -especialmente antigripal, antineumocóccica y triple-; mantener ambientes ventilados, libres de humo, etc.).

RESULTADOS OBTENIDOS

El Plan de Contingencia se desarrolla desde el 2002. En el último año las IRAB dejaron de figurar entre las diez primeras causas de muerte en niños menores de un año, además no falleció ningún niño por Coqueluche (Tos Convulsa).

Desde la implementación del trabajo de prevención de infección por virus sincitial (principal causa de infecciones pulmonares y respiratorias) en recién nacidos de muy bajo peso (menos de 1.500 gr), no se registran muertes en este grupo por esa causa.

Mediante una “Sala de Situación” se evalúan resultados y se coordinan las actividades necesarias de planificación y organización en la atención en todos los niveles del sistema, lo que permite dar una respuesta adecuada al aumento de la demanda que se presenta entre los meses de mayo a septiembre.

Se realiza un monitoreo y vigilancia de los virus que puedan circular, con un rol fundamental del laboratorio, ya que el 100% de los casos atendidos por IRAB son analizados por laboratorio y relevados semanalmente en la Sala de Situación que se realiza en los hospitales, en forma rotativa.

El objetivo principal es reducir las muertes específicas por IRAB en niños, lo que contribuye a llegar al cumplimiento de uno de los objetivos del milenio, que es reducir la mortalidad infantil.

(Fuente: Prensa de Gobierno de la Provincia de Córdoba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *