viernes , 22 de noviembre, 2019

Para el Juez encadenaron por “error” al menor en el Complejo Esperanza

El juez José González del Solar sostuvo que la Policía encadenó al menor internado en el Complejo Esperanza por “una mala interpretación”.

El juez penal juvenil de 4ta. Nominación, José González del Solar, quien está a cargo del caso del menor de edad internado en el establecimiento del Complejo Esperanza que fue derivado para su atención al Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba y esposado a la cama, envió un comunicado a la prensa donde da a conocer algunos detalles relacionados al hecho.

“El menor de edad en cuestión, cuya identidad se reserva en virtud de la legislación vigente, tiene trece ingresos por hechos contra la propiedad ajena, y ha sido confiado en reiteradas oportunidades a la guarda de su familia antes de disponerse su guarda institucional”, comienza el primer punto del comunicado.

Continúa narrando que “el día 10 de mayo, a las 18.30 hs., se recibió por secretaría de turno comunicación telefónica dando cuenta que el nombrado había intentado fugar del Complejo Esperanza, perteneciente a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia (SENAF), cayendo del cerco perimetral que escalaba, lo cual le había producido lesiones que exigían su atención en un centro especializado, razón por la que se lo derivó al Hospital de la Santísima Trinidad”.

El cuarto punto, aclara que el oficio dirigido a la Policía de la Provincia se libró para custodia del menor de edad internado, en el que su segundo párrafo reza: “Asimismo se hace saber a Ud. que no se autoriza el uso de cadenas, ni de otro elemento de contención que por su naturaleza o modalidad (sujeción a camas, mesas, sillas, puertas, etc.) imponga un rigor excesivo o humillante al interno, excepto que lo requiera el establecimiento de internación por escrito como indispensable“.

Luego de que la madre del menor se presentara en el Juzgado explicando la situación e informando que habían grabado un vídeo y entregado a Canal 10 donde se veía a su hijo de 13 años esposado a la cama, “la Policía de la Provincia, en horas de la tarde de ayer, reconoció que la restricción impuesta a la vigilancia había sido mal interpretada por el encargado de su ejecución y dicha medida fue dejada sin efecto en forma inmediata”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *