viernes , 6 de diciembre, 2019

Pablo García le echó la culpa al ciclista atropellado

El locutor declaró por el homicidio del vigilador Reinaldo Rodas a través de un escrito en el que responsabilizó a la víctima por el accidente. Explicó que no se detuvo porque entró en estado de shock y decidió llegar al peaje para pedir ayuda.

Así lo informó el abogado que representa a la familia Rodas, Alberto Domínguez, al término de la indagatoria que García prestó esta mañana en la fiscalía de Pilar ante la fiscal María Inés Domínguez.

Si bien el abogado dijo que la acusación por la que declaró García fue “homicidio culposo”, fuentes judiciales aclararon que la fiscal Domínguez utilizó una acusación alternativa que incluyó, además del “homicidio culposo”, una más grave por “homicidio simple con dolo eventual”, que prevé penas de hasta 25 años de prisión.

En la declaración por escrito le echa toda la culpa a Rodas, da a entender como que Rodas se le avalanzó sobre el vehículo, lo cual es incongruente porque circulaba sobre la banquina”, dijo este mediodía el letrado Domínguez, quien se hallaba acompañado por Adrián Sabaris.

“Además, dice que entró en un estado de shock en el cual intentó llegar hasta el peaje y que allí solicitó ayuda. Por ese estado de shock, dice que no podría llegar a asegurar si estuvo en un hospital o si estuvo atado en una cama. Desconoció que le hayan hecho un alcoholímetro, que le hayan sacado sangre. Tenía falta de memoria”, explicó el abogado.

Sin embargo, para Domínguez, la declaración del acusado es contradictoria: “dijo que pensó en un momento de lucidéz que podría llegar al peaje y encontrar auxilio, pero eso es lo que se contrapone porque si está en estado de shock no está lúcido para pensar nada”.

En tanto, el letrado aseguró que el hijo del periodista Eduardo Aliverti “se negó rotundamente a contestar de dónde venía ni qué había estado haciendo antes del accidente. No le convenía hacerlo”.

Por otro lado, el abogado agregó que la fiscal Domínguez pidió ahora “la apertura de las antenas para poder establecer si García realizó alguna llamada telefónica antes de llegar al peaje. Nosotros creemos que si estuvo en un estado de shock, no debió haber podido hacer ningún llamado”.

El otro abogado de la familia Rodas, Adrián Sabaris, contó que en un tramo de su declaración escrita, García señaló: “Vi un bulto negro que se me vino encima“.

Sabaris opinó que el imputado “intenta hacer una evasión de su responsabilidad” ya que “le carga parte de la culpa a la víctima” porque -a su criterio- “si Reinaldo Rodas no circulaba por Panamericana nada de esto hubiera sucedido“.

Tras la indagatoria, la viuda de Reinaldo Rodas, Catalina, dijo sentirse “indignada” porque el imputado presentó una declaración por escrito y dijo que “es una persona que no tiene corazón”.

“Me siento re mal. La justicia tiene que actuar. Que por lo menos García diga `si, lo atropellé, me hago responsable, lo maté´, pero eso no lo hace, le echa la culpa a mi marido”, dijo Catalina Rodas.

Luego, en la puerta de la fiscalía de Pilar se produjeron algunos momentos de nerviosismo, cuando amigos, conocidos y vecinos de Rodas increparon a la policía, a la que acusaban de brindarle protección a García para evitar que tuviera contacto con la prensa.

“García asesino”, “Basta de Justicia con coronita”, “Cárcel para García”, eran algunas de las pancartas que portaban los manifestantes que aguardaban en la puerta de la fiscalía.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *