martes , 10 de diciembre, 2019

Otro caso en que se confirma desaparición de pruebas

El viernes pasado se conoció la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal sobre la denominada “causa Di Campli” en la que rechazó los recursos presentados por las defensas de los acusados. De este modo se confirma la sentencia condenatoria dictada por el Tribunal Oral Federal 2.

En esta causa se investigó un secuestro extorsivo calificado y otros delitos cometidos en 2009. Lo que llama la atención sobre este caso en particular es que se suma a las causas en las cuales ha desaparecido material secuestrado en los allanamientos.

Esta anomalía ya había sido denunciada en el año 2012, por el Tribunal Oral Federal 2, quien en su fallo dictaminó “la sustracción de dinero y armas correspondientes al secuestro de los presentes actuados en el ámbito de la Fiscalía Federal Nº 1 de esta ciudad, conforme pone en conocimiento Senestrari”. Esto mismo fue comunicado al procurador general de la Nación y a la Cámara de Apelaciones de Córdoba

El Registro Nacional de Armas (Renar) fue quien elaboró el informe donde se explicitaba que las armas faltantes eran una pistola Bersa, calibre 9 milímetros y otra de la misma marca, pero calibre 40.

Este hecho se suma a otros 8 casos ya existentes por desaparición de Material allanado en Tribunales Federales.

Ante este cúmulo de causas de igual características, el Tribunal Oral Federal 2 requirió la intervención de la Procaduría de Narco Criminalidad (Procunar), lo que desató fuertes cruces entre fiscales y jueces.

El Procunar, es un organismo creado por Gils Carbó en febrero del pasado año, y su función principal es prestar asesoramiento técnico y asistencia a las fiscales federales que investigan hechos de narcotráfico.

Cabe destacar que otra de las aristas mas resonantes de esta causa, es el hecho de que Enrique Senestrari es quien está a cargo de la Fiscalía Federal Nº1 y es Senestrari a su vez quien lleva adelante la causa de los narco policías que tanto trascendencia está teniendo por estos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *