miércoles , 21 de agosto, 2019

Ordenan detener al Padre Grassi

La Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires dispuso ayer la detención del sacerdote Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores, “al no cumplir los términos de la libertad provisional otorgada como alternativa al asistir a un programa televisivo”, informó ese tribunal.

El fallo de la Sala 6, con la firma de los camaristas Ricardo Maidana y Horacio Piombo, destaca que el imputado “no cumplió los términos de la libertad provisional otorgada como alternativa, al asistir a un programa televisivo y referirse abiertamente a los denunciantes de la causa por la que resultó condenado”.

La resolución de la Cámara precisa además que a este hecho “debe sumarse que la sentencia en su contra fue confirmada por la sala dos de Casación y la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires”.

La Cámara también destaca que todo esto “revela la necesidad de revocar el beneficio del que venía gozando y ordenar su detención, confirmando así la decisión de la sala uno de la Cámara de Apelación y Garantías de Morón”.

Sin embargo, según indicaron desde el entorno del sacerdote a los medios, “como está abierto un proceso de apelación, la orden de detención no está firme”.

La Suprema Corte bonaerense ratificó ayer la condena del sacerdote por abuso sexual agravado y corrupción de un menor que asistía a la Fundación Felices los Niños que el religioso dirigía. Tras este fallo, la querella presentó esta mañana un escrito en la Cámara para pedir la detención del cura.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *