viernes , 23 de agosto, 2019

Nuevos operativos en el edificio de Ángeles

En paralelo al entierro de la joven de 16 años, la Policía Federal llevó adelante más pesquisas en el lugar en que vivía la víctima. El padrastro estaba en el lugar y luego se retiró. Anoche se realizó un allanamiento.

Al menos cuatro efectivos de la Policía Federal llevaron adelante nuevos allanamientos en el edificio en el que vivía la adolescente asesinada, Ángeles Rawson.

Mientras se llevaba adelante el entierro de la joven de 16 años, efectivos de la Policía Federal realizaron más pesquisas en el edificio en el que vivía la víctima para recolectar nuevos elementos de prueba.

Inicialmente se dirigieron al departamento de la familia, donde se encontraba el padrastro de la menor, Sergio Opatowski.

Una vez que los policías finalizaron, Opatowski se retiró del lugar y se dirigió al lugar donde era velada para así acompañar más tarde el cortejo fúnebre hasta el cementerio Jardín de Paz, en Pilar, donde fue inhumada.

Al ser abordado por los periodistas, el padrastro, visiblemente molesto, se abstuvo de dar declaraciones y se limitó a decir que los efectivos se habían llevado elementos para la investigación, aunque desconocía los motivos. De igual forma, dijo que no estaba en el velatorio “porque se había quedado dormido”. Según trascendió, los policías también se dirigieron a un departamento del sexto piso, en búsqueda de un joven de 22 años. Se desconocen aún los motivos por los que es requerido por las autoridades.

La causa tomó un giro inesperado anoche, cuando el departamento de Ángeles fue allanado por los investigadores.

Esta madrugada, el padrastro manifestó al respecto: “Secuestraron la PC de mi hija, libros de ella, la notebook de mi mujer, las mochilas con los útiles y también una sábana de mi hijo mayor porque lo operaron de una fístula en la cola en febrero y había una mancha de sangre”. “La mochila siempre estuvo acá, yo desayuné con ella a las 8 de la mañana, salió de casa y yo me fui a hacer unas cobranzas“; “ella no volvió a casa”, afirmó.

Los investigadores buscan determinar si Ángeles estuvo en su casa antes de ser asesinada. Sobre el procedimiento de ayer, Sergio Opatowski dijo: “Me siento shockeado porque fue una invasión y parece que uno es el asesino de su propio hijo“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *