jueves , 17 de octubre, 2019

No declarará hoy el portero porque está angustiado

Psicólogos de la defensa de Jorge Mangeri, investigado por el crimen de la joven, elaboran un perfil del hombre en el marco de la estrategia que busca despegarlo del homicidio. Fue citado a indagatoria, pero sus abogados dijeron que no declarará.
“Está muy angustiado, pero está muy bien atendido”, resaltó Diodati y confirmó que el portero “sabe” que mañana tiene que ir a tribunales ante la convocatoria judicial.
Pierri, el defensor de Mangeri, se entrevistó el sábado “cara a cara” con su cliente en el penal tras lo cual dijo que le creía pero dispuso que se le realicen estudios para determinar “si está apto psicológicamente” para declarar mañana.
Marcelo Biondi, uno de los letrados del estudio de Pierri, confirmó en declaraciones al canal de TV América que Mangeri hoy no prestará declaración indagatoria.
Pierri también señaló hoy en las redes sociales de internet que el caso “no está cerrado, ni por la mitad” y sostuvo que “habría que tomar muestras ADN a todos, todos”.
De este modo, el letrado pareció poner en duda los análisis genéticos que realizaron peritos judiciales que hallaron restos de ADN de Mangeri bajo las uñas de la víctima, lo que podría incriminarlo penalmente.
El abogado señaló que con la entrevista que mantuvo ayer con el portero detenido “avanzamos muchísimo” e insistió con que hacer un “ADN a todos y se echara luz”.
Pierri describió como “entrevista demoledora” a su charla con Mangeri que, detalló, se hizo “cara a cara, sin rejas de por medio”.
Para preparar su estrategia defensiva, el letrado realizó además interconsultas con bioquímicos y genetistas de Valencia, España, y de Programa Inocente de Pasadena, en Estados Unidos.
Mangeri, en tanto, fue citado para hoy a las 9 por el juez porteño Javier Feliciano Ríos, quien instruye la causa por el homicidio de Ángeles Rawson.
El portero llegaría hoy a los tribunales porteños acompañado por Pierri, en su primera representación oficial como defensor, y el juez analizará su actitud y si responde a las preguntas para disponer su eventual procesamiento.
La principal prueba en contra de Mangeri son los restos de su ADN que se hallaron bajo las uñas de la adolescente Rawson, más allá de que en la primera declaración el propio portero dijo ser el responsable “de lo que pasó en Ravignani 2360”, el edificio donde vivía la estudiante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *