jueves , 19 de septiembre, 2019

Ñánez no asistió a la transición de la entronización de Francisco en la Catedral

Decenas de fieles compartieron la vigilia en la Catedral de la ciudad. Participaron Mestre y Cossar.

Un centenar de feligreses compartieron esta madrugada la vigilia a la espera de “la misa de inicio del ministerio” papal de Francisco que fue transmitido allí, pero el dato destacado y llamativo fue la ausencia del monseñor Carlos Ñanez.

El vocero del arzobispo de Córdoba, Gustavo Loza, justificó a Ñánes y dijo que “estaba previsto que por otras obligaciones no estaría presente Monseñor Carlos Ñáñez”.

Frente al altar, se dispuso una pantalla gigante para seguir en directo la transmisión televisiva, desde el Vaticano, las alternativas de la ansiada ceremonia.

El viceintendente, Marcelo Cossar, y su esposa, fue una de las primeras autoridades municipales en arribar al lugar y respondió al grito “Viva el Papa”, que disparó una mujer desde la mitad de la nave central, cuando el Sumo Pontífice rezó ante la tumba de Pedro y recogió los tributos de su pontificado: el Palio y el Anillo del Pescador.

Cossar manifestó que se trata de “un momento especial para Córdoba y la Argentina. En poco tiempo más va a ser para el mundo”.

“En pocos días se ha ganado el corazón de quienes lo están conociendo”, agregó.

Además remarcó: “Venimos a acompañar para que podamos vivir todos juntos esto que emociona. Somos unos privilegiados de poder presenciar la entronización de un Papa argentino”.

De a poco, la basílica se fue cubriendo de fieles que recibieron banderines de papel, con los colores de la Santa Sede, en los que se lee: “Papa Francisco”, 19 de marzo de 2013. Córdoba, Argentina”.

El primer punto elevado de júbilo se registró cuando sonó el armonio y el coro recibió al Papa en el sitial máximo de Roma, que coincidió con el ingreso del intendente Ramón Mestre a la Catedral.

“Desde Argentina un faro iluminará al mundo”, se leyó en una pancarta desplegada en un corrillo lateral por jóvenes capuchinos. En el zócalo de la amplia pantalla, “Francisco ya es de todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *