miércoles , 16 de octubre, 2019

Murió el barra que mató a un hincha en un Belgrano-Boca

Había sido condenado a 6 años de prisión por homicidio. Murió por inhalar monóxido de carbono en su casa, aparentemente por una pérdida de gas en una estufa.
El 28 de febrero de 1993 Belgrano recibió a Boca en el entonces estadio de Córdoba, hoy Mario Alberto Kempes. Norberto Araya, hincha del “xeneixe”, había ido a ver a su equipo junto a sus hijos Fernando y Germán, de 20 y 16 años, respectivamente.
Camino al estadio, por su inexperiencia se mezclaron con la parcialidad “pirata“. Y como uno de los menores tenía un gorrito de Boca en la mano, los empezaron a correr, hasta que los alcanzaron. El padre llegó a pedir que no les hagan nada, cuando le tocaron la espalda y al darse vuelta le pegaron una trompada en el abdomen y otra en la cara. Se cayó al piso y se golpeó la cabeza contra la calzada. Al otro día murió en el hospital.
Por el hecho, Gustavo “el Loco Tito” Ponce, jefe de la barra brava de Belgrano, fue condenado a un año de prisión en suspenso. Lo acusaron de encubrimiento. La pena más grande se la llevó Gustavo “la Chancha” Bucheler, a quien la Justicia consideró el autor del golpe que mató a Araya. Fue sentenciado a 6 años de prisión.
Bucheler murió este jueves, según confirmó La Voz a través de fuentes policiales, por inhalación de monóxido de carbono, aparentemente por una pérdida de gas en una estufa de su casa de Villa General Belgrano. Su cuerpo fue hallado junto al de su perro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *