martes , 22 de octubre, 2019

Mujer policía se casará con su novia en Córdoba

Karina Villarruel (31) se convertirá el sábado en la primera mujer policía de la provincia de Córdoba que celebrará un matrimonio igualitario con su pareja, Soledad Ortiz (28).

Las chicas se conocieron hace 11 meses, y hace tres que conviven en un departamento del centro de la ciudad de Córdoba. “Al día siguiente que le propuse matrimonio a Sole, le comuniqué a mi jefe en la Policía. No sentí ninguna discriminación. Lo recibió muy bien”, planteó la mujer.

La pareja se suma a los más 650 matrimonios gay que ya se han celebrado en Córdoba desde que se sancionó la ley de matrimonio igualitario, el 15 de julio de 2010.

La historia completa. “Apenas la vi me enamoré”, dice Carina, quien al momento del flechazo estaba en pareja desde hacía 6 años.

Desde hace un año y medio es funcionaria policial y asegura estar orgullosa de su uniforme.

A pesar de que es conocida la poca simpatía con que esta fuerza ve a la diversidad sexual, asegura que nunca sufrió la discriminación en su trabajo.

“Yo fui la primera que fui a hablar con mi jefe y le dije que me iba a casar con una mujer. El me respetó y me apoyó, hay varios compañeros oficiales que van a ir a la fiesta”, añadió.

Sin embargo, Carina asegura que en la Policía hay muchos hombres y mujeres gays que temen socializar su elección sexual por miedo a reprimendas.

“El amor no tiene sexo”, sentencia a la vez que recuerda algunos episodios desafortunados vividos en algún bar de Nueva Córdoba, cuando una persona le pidió que no se besara con su compañera “por que por allí podían pasar chicos”. “Yo le expliqué que somos libres, que el amor no tiene sexo, que tenía que abrir su cabeza”, comentó.

Carina no conoce el mar, por lo que eligieron para su luna de miel pasar unos días en la Costa Atlántica.

“Queremos descansar y pasar unos días juntas, quiero que ella conozca el mar”, dice Soledad, quien no deja de besar y acariciar a su futura esposa.

La pareja sueña, mientras tanto,con poder celebrar la ceremonia religiosa, tarea por el momento por demás difícil debido a la resistencia manifiesta de la Iglesia con la diversidad sexual y la posibilidad de que las parejas del mismos sexo tengas hijos.

Por otro lado, en poco tiempo la sociedad argentina dio pasos enormes respecto a las minorías sexuales, con la aprobación del matrimonio igualitario primero, con la Ley de Identidad de Género después, poniendo al país en la vanguardia en relación a reconocimiento de derechos.

El amor de Carina y Soledad quedará sellado mañana a las 23.30 en “Don Félix”, un salón de barrio Pueyrredón al que asistirán “los amigos y familiares más queridos”.

“Estoy muy orgullosa de mi hija”. Cristina es la mamá de Carina. Asegura estar muy orgullosa de su hija y les pide a los padres que respeten la elección sexual de sus hijos.

“Yo les digo a los papás que respeten a sus hijos, que los apoyen y así los van a hacer muy felices”, dice Cristina emocionada y apretando con fuerza la mano de Soledad, quien en breve se transformará en su nuera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *