lunes , 22 de julio, 2019

Mestre ratificó que las privadas prestarán el mismo servicio que Crese

El intendente aseguró que la prestación será mejor porque Lusa y Cotreco cumplirán las cláusulas a partir de los controles que realice el Estado.

A 100 días del inicio de su gestión como intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre volvió a defender el traspaso del servicio de recolección de residuos a las empresas privadas Lusa y Cotreco.

En declaraciones al programa Cara y Cruz, emitido por 580 Universidad, Mestre aseguró que las privadas prestarán un mejor servicio que el que prestaba Córdoba Recicla Sociedad del Estado (CRESE), pese a haber firmado un contrato que los obliga a realizar las mismas tareas.

“El contrato es el mismo que tenía Crese, pero no lo cumplía. Cumpliéndolo, va a haber mejoras en el servicio”, argumentó, luego de indicar que Crese no prestaba “un mal servicio”. “Tenía problemas administrativos. Nos encontramos con 150 cheques emitidos y una empresa descapitalizada”, ilustró.

Paralelamente, destacó que los controles que realice el Estado garantizarán el cumplimiento. “El Municipio controlará la prestación. Además, esperamos que, a partir de la división de la ciudad entre norte y sur, surja una competencia entre las empresas”, subrayó.

Por otra parte, recalcó que en 22 meses se llamará a privatización de todo el proceso de recolección de residuos. “Decidimos ceder en forma transitoria el contrato que tenía el Estado. Queremos dar un tiempo para discutir la privatización según las necesidades reales de la ciudad”, aseveró.

Con igual énfasis, desestimó las críticas lanzadas desde la oposición, sobre la cesión de la basura y otros temas cruciales para su gestión.

Tras asegurar que la tercerización de los servicios de higiene urbana generará un ahorro a la Municipalidad, cargó contra quienes presentaron cifras “engorrosas”. “Hay algunos que viven de la sospecha. Pero a los cordobeses les pedimos tiempo y comprensión. Ya han tenido mucha paciencia, pero no se puede cambiar de un día para el otro”, indicó.

En idéntica sintonía, se excusó de hablar de su antecesor, Daniel Giacomino, quien había asegurado que la cesión de Crese y Tamse esconde la intención de un negociado. “Él debería defender a los cordobeses. Por ejemplo, debería ocuparse de conseguir fondos para las obras que no se han hecho en la ciudad”, pidió, tras desafiarlo a que se presente en la Justicia.

Sí elevó una crítica global a los gobiernos que se sucedieron desde 1999, último año de la gestión del también radical Rubén Martí. “No se puede cambiar tan fácilmente 12 años de desquicio, de improvisación. Debemos trabajar en lo operativo para poner en marcha la ciudad lo más rápido posible”.

De inmediato, cuestionó nuevamente las posturas de la oposición, a la que diferenció con el Sindicato de Empleados Municipales (SUOEM). “Con el gremio desarrollamos muchas tareas de manera consensuada. Con quienes nos falta consenso es con la oposición. Llevamos 100 días en los que nos faltó acompañamiento en cada uno de los proyectos clave”, reprochó.

Finalmente, destacó el inicio del ciclo lectivo en las escuelas municipales como el hecho más destacable de sus primeros meses de gestión. Como contrapartida, apuntó su déficit hacia diferentes cuestiones operativas. “No me gusta una ciudad que tiene problemas con las luminarias, los baches, los espacios verdes”, declaró.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *