sábado , 15 de diciembre, 2018

Mensajes de texto complican a futbolistas acusados de abuso sexual

La joven que denunció haber sido violada por el jugador de Independiente aportó mensajes que confirmarían el hecho y la participación de los tres implicados.

Giuliana Peralta, la joven de 21 años que denunció haber sido violada por el jugador de Independiente, Alexis Zárate, aportó a la causa los mensajes de texto que se intercambió el día del hecho con su novio, el delantero Martín Benítez, y con el otro futbolista que habría presenciado el momento, los cuales complicarían a los futbolistas.

El abogado de la denunciante, Omar Daer, entregó ayer ante el fiscal de la causa, Guillermo Castro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Avellaneda, las transcripciones de los mensajes de texto extraídos del celular de la denunciante.

Los mensajes fueron enviados y recibidos durante el transcurso del domingo, día en que habría ocurrió la violación en el departamento de Wilde.

Decime que no hiciste la denuncia. No quiero que se me pudra todo en el club“, le escribe Benítez a la joven con quien mantenía una relación, a lo que la chica le contesta: “No quiero saber nada más con vos. Lo único que podés hacer es contar la verdad de lo que pasó y no cubrir a tu amigo”.

En otro de los mensajes, la víctima le dice a Benítez: “Vos no me hiciste nada, ok? No tengas miedo”.

Seguidamente, Benítez insiste: “Él (por Zárate) está como loco, se quiere herir con un cuchillo. ¿Cómo podemos arreglar?“.

“No te importo yo. No te importa lo que me pasó. Sólo te importa lo que le pase a tu amigo”, reprocha la víctima.

El tercer implicado es el jugador de la cuarta división Christian Nicolás Pérez, quien habría presenciado el hecho y que también busca calmar a la joven a través de mensajes de texto: “Giuu… no sé cómo pedirte perdón. Estaba borracho el otro (por Zárate), no sabía lo que hizo. Se quería matar“, le dice Pérez e insiste: “Te pido mil perdón. No te enojes conmigo“.

Comprobando la veracidad de los mensajes no quedarían dudas de que hubo alguna situación comprometida en la que intervino Zárate.

La joven aseguró que el defensor de Independiente abusó de ella en el departamento situado en Brandsen al 5900, de Wilde, donde ella dormía con Benítez luego de pasar parte de la noche en un boliche de Quilmes, al que asistieron otros jugadores.

Luego, Benítez le propuso trasladarse hasta el departamento de Zárate para continuar la noche a solas, por lo que se encerraron en una de las habitaciones, mantuvieron relaciones sexuales y se quedaron dormidos.

De acuerdo a la denuncia, tanto Zárate como Pérez llegaron más tarde al departamento con otras chicas.

La denunciante explicó que alrededor de las 5 se despertó con Zárate metido en la misma cama donde ella dormía con su pareja Benítez y que el defensor estaba abusando sexualmente de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *