viernes , 13 de diciembre, 2019

Mató a un chico y dijo que se trataba de un perro

Un hombre fue detenido luego de quitarle la vida a un menor de 15 años en Quilmes y abandonarlo. El acusado manejaba el auto de un amigo cuando embistió a la víctima y dijo que había atropellado un perro para ocultar el crimen, pero fue registrado por las cámaras.

Un hombre de 28 años fue detenido en la localidad de Longchamps acusado de atropellar, matar y abandonar a un adolescente de 15 años en el barrio porteño de Quilmes cuando conducía el auto de un amigo, a quien le dijo que había embestido a un perro para ocultar el crimen.

La detención del sospechoso, se concretó ayer en una casa, en el marco de la causa por la muerte de Boris Hartivig (15), ocurrida la madrugada del sábado pasado. A las 5 de ese día, el adolescente fue atropellado por un automóvil en la esquina de la avenida Mosconi y Triunvirato, cerca de su casa de Quilmes Oeste.

Tras embestir a Boris, el conductor del vehículo huyó del lugar sin asistir a la víctima, la cual fue trasladada a un hospital de la zona donde murió poco después. Según las fuentes, a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad ubicadas en la esquina del hecho, los pesquisas identificaron el auto involucrado, un Fiat Uno color gris.

Luego, los investigadores se entrevistaron con el dueño del mismo que contó que él le había prestado su auto a un amigo la noche del viernes y que esa persona se lo devolvió la tarde del sábado chocado.

Según fuentes de la causa, el propietario del vehículo declaró que su amigo le dijo que “había atropellado a un perro de grandes dimensiones” y, a partir de esos datos, la policía fue a buscar al amigo del dueño del auto pero aquel no se encontraba en su casa.

Mientras tanto, el lunes pasado, familiares, amigos y vecinos de Boris marcharon a la esquina de Mosconi y Triunvirato donde cortaron el tránsito en reclamo de Justicia y exigieron la detención del automovilista.

Finalmente, personal policial localizó al sospechoso en Longchamps y lo dejó aprehendido a disposición de la Justicia del Departamento Judicial Quilmes. En tanto, los peritos analizan el Fiat Uno que fue secuestrado en poder de su dueño para determinar algunas de las circunstancias en las que ocurrió el hecho.

Además, las autoridades procuran determinar si el automovilista cruzó el semáforo en rojo al momento de atropellar a Boris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *