lunes , 21 de octubre, 2019

Matan a un policía secreto en Buenos aires

El Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense relevó ayer al jefe de la división Narcotráfico, Marcelo Peña, como consecuencia del operativo en el que resultó muerto el agente de inteligencia conocido como “el Lauchón”, se informó oficialmente.
Según un comunicado del Ministerio, “los procedimientos no contaron con la supervisión directa ni directivas del funcionario policial relevado tendientes a evitar el riesgo de vida del imputado y del personal policial interviniente”.
La cartera que conduce Ricardo Casal informó que el relevo se produjo “en relación al enfrentamiento armado de fecha 9 de julio de 2013 en el cual resultara muerto Pedro Tomás Viale (el “Lauchón”) y herido el oficial principal Ricardo Núñez de la Policía de la provincia de Buenos Aires”.
“Ello, atento a la responsabilidad funcional en la ejecución de las órdenes de allanamiento y detención dictadas por el Juez Federal de Tres de Febrero, Dr. Juan Manuel Culotta“, agrega el comunicado.
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, se manifestó “sorprendido” por la decisión judicial de ordenar el operativo que terminó con la muerte de un agente en actividad de la Secretaría de Inteligencia y sostuvo que el hecho abre “muchos interrogantes”.
Berni sostuvo que les “ha sorprendido a todos” el hecho que terminó con la vida del espía conocido con el seudónimo de “El Lauchón” el martes pasado en una casaquinta del partido bonaerense de Moreno durante un operativo del Grupo Halcón.
El número 2 del Ministerio de Seguridad consideró que “no es común” hacer ese tipo de allanamiento “para buscar documentación” como ordenó el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta.
“Por ahora no podemos decir mucho porque la causa está en secreto de sumario. La verdad nos ha sorprendido a todos, nos sorprende la decisión de un juez de hacer un allanamiento a la noche con un grupo especializado como el Halcón, armado hasta los dientes, para ir a buscar una documentación, y eso la verdad que no es común”, explicó en declaraciones a una radio porteña.
El funcionario consideró que “no es común mandar a las seis de la mañana (a buscar) una documentación y llama la atención que de los 18 allanamientos que ordenó el juez, solamente en uno actuó el grupo Halcón armado hasta los dientes, cuando perfectamente para ir a buscar la documentación no es necesario ese grupo”.
“Es una causa que tiene muchos interrogantes. Esperamos que se levante prontamente el secreto de sumario para poder analizar y saber lo que pasó”, remarcó Berni.
Por último, ratificó que “El Lauchón” estaba “en actividad” en la Secretaría de Inteligencia y añadió que “cuando se hizo el allanamiento en la casa no se encontró droga y ningún tipo de elementos que habitualmente usan las personas vinculadas a la venta de estupefacientes”.
“No se encontró absolutamente nada”, concluyó el secretario de Seguridad.
El espía murió baleado por efectivos del Grupo Halcón durante un operativo antidrogas en el que abrió fuego luego de que los policías entraran a su vivienda con una orden judicial, según informaron fuentes policiales.
El oficial de inteligencia recibió cuatro balazos, según señalaron voceros del caso, en el hecho que se registró el martes cuando los uniformados entraron a la casa del hombre, de 59 años, en la calle Rocha Blaquier al 1500 de la localidad de La Reja, partido de Moreno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *