domingo , 22 de septiembre, 2019

Martín Palermo: “El sueño y el deseo de todos es que las Malvinas sean argentinas”

El máximo goleador de la historia de Boca Juniors, el ex delantero Martín Palermo, se sumó al reclamo por la recuperación de las Islas Malvinas y aseguró que “el sueño y el deseo de todos es que sean argentinas”.

En una entrevista con la revista de cultura villera La Garganta Poderosa publicada hoy, el “Titán” además se solidarizó con la familia de Marita Verón, desaparecida desde hace una década por una red de trata de mujeres; y señaló a “la educación” como la salida para “revertir los problemas de la inseguridad”.

“Aunque no esté muy interiorizado en los pormenores de las negociaciones, todos seguramente estamos soñando y peleando por una misma cosa: que las Malvinas sean reconocidas como argentinas. Habrá que ver cuál es el desenlace, pero ése es mi deseo y el de tantos más”, le dijo Palermo a La Garganta.

En un juego gráfico, el ex goleador fue presentado en la tapa de la revista con una remera con la inscripción “Extraño a Verón”, y en el despliegue de imágenes se descubre que refiere a Marita, reclutada desde hace una década por una red de trata de mujeres, y no a Juan Sebastián, el capitán de Estudiantes de La Plata.

“Lamento mucho, de corazón, toda esta situación y que no resulten las investigaciones. Es imposible no pensar en su familia, porque imagino cómo debe sentirse estando a la deriva, por la incertidumbre de no saber dónde está”, explicó el ex delantero.

Me preocupa mucho -agregó- la ausencia de tantas chicas desaparecidas por las redes de trata, porque cuando pasa tanto tiempo sin respuestas o sin ninguna señal, se empiezan a pensar lamentablemente las peores cosas. Y es imposible no pensar en esas familias, detrás de tanto sufrimiento y desesperación”.

Finalmente, y respecto de la inseguridad, Palermo dijo: “No hay pibes que nazcan chorros. Si llegaron a eso, por algo fue. Cuando se comete un acto delictivo, es por la necesidad, las urgencias de su vida. La clave está en no esperar que esa necesidad o esa urgencia llegue. No sólo hay que hablar de la inseguridad, sino preocuparse de por qué existe”.

El que mata no tiene que morir. A veces, uno puede desearle lo peor a otra persona porque le hizo algo grave a un familiar, pero atrás hay un ser humano que no sabés por qué llegó hasta allí. Por eso hay que ir al trasfondo. No hay otra forma que revertir eso con educación, con la enseñanza hacia y desde los padres, en el colegio; allí debemos hacer hincapié”, cerró.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *