miércoles , 23 de octubre, 2019

Luego de la procesión por el Lago San Roque pidiendo por lluvias, ingresó una creciente de 1,50 metros en Carlos Paz

Las fuertes precipitaciones y tormentas eléctricas que se desataron en la madrugada de ayer, trajeron alivio al lago San Roque que tuvo el ingreso de una creciente de un metro y medio por el Río San Antonio y otra similar por el Río Cosquín y el arroyo Los Chorrillos.
En la cuenca alta cayeron unos 46 milímetros, en la confluencia de los ríos en Cuesta Blanca unos 35 y en la baja entre 15 y 20 milímetros. Por precaución Defensa Civil de la Municipalidad de Villa Carlos Paz, cerró el vado de El Fantasio y montó un operativo preventivo a lo largo de la costa del río y en el vado de Playas de Oro.
Quien más afectado se vió por este fuerte meteoro fue la localidad de Mayú Sumaj, en donde la pedrea fue muy intensa y según declaró el presidente comunal, Fabián Flores, las piedras eran tan grandes que perforaron los techos de madera y dejaron a sus moradores a la intemperie. Por la tormenta hubo 5 familias evacuadas. También cayó piedra en Icho Cruz, San Antonio de Arredondo y en algunos sectores de Villa Carlos Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *