sábado , 7 de diciembre, 2019

“Lo condenaron por la palabra de un chico”

Para el hermano del cura Julio César Grassi, detenido ayer por la condena que recibió de 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores agravada, el sacerdote fue sentenciado solamente “por la palabra de un chico apoyado, que ahora está disfrutando de una vida totalmente libre”.

Juan José Grassi se quejó además de que “sólo con palabras condenaron a una persona que luchó toda la vida”, en lo que fue una enfática defensa a su hermano. Y opinó que lo que están haciendo la Justicia y los medios de comunicación con el párroco “es como en el Circo Romano, cuando largan a los cristianos para que los coman los leones”.

En este sentido, manifestó que “la gente está saboreando un espectáculo donde están viendo sufrir a una persona” que realizó “toda una obra y un sacrificio” por una causa que consideró “totalmente inventada”.

“Estoy indignado totalmente. El que cree esto tiene que ser demasiado frío y ajeno a la realidad. Lo condenaron por una palabra de un chico apoyado, que ahora está disfrutando de una vida totalmente libre”, aseguró.

Además, el hermano del cura -que ayer fue arrestado a instancias del Tribunal Oral N° 1 de Morón- sostuvo que “nadie habla de las 15 causas que fueron armadas” para inculpar al párroco y recriminó que, en cambio, “todos hablan de dos y nadie puede comprobar qué pasó”.

Juan José Grassi insistió en la inocencia de su hermano al afirmar que él lo conoce muy bien y sabe que no fue y remarcó que va “a ayudarlo siempre a la fundación” Felices Los Niños porque es un “pobre cristiano que le da de comer a 4.500 pibes”.

“Acá en 15 hechos fue absuelto y nadie habla. Esos sinvergüenzas están en la calle. Y por dos hechos que no se demuestran están haciendo un show mediático para verlo ensangrentado en la calle”, sentenció.

En declaraciones a radio Vorterix, el hermano del sacerdote enfatizó que “no hay nada comprobado” y que “es todo una mentira” y agregó que “con palabras condenaron a una persona que luchó toda la vida”.

Grassi fue condenado a 15 años de prisión por abusar de uno de los menores que concurrían a su fundación y ayer quedó preso en la cárcel de Ituzaingó para cumplir por primera vez tras las rejas de un penal la sentencia en su contra.

(Fuente: Perfil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *