sábado , 20 de julio, 2019

La charla telefónica que complica al capitán

El capitán del “Costa Concordia”, Francesco Schettino, habría abandonado el barco antes de que se evacuara a todos los pasajeros.
Una conversación telefónica entre el capitán del “Costa Concordia” y la Capitanía del Puerto sería la prueba concreta de que Schettino huyó del crucero y no regresó a pesar de que se le ordenó regresar.
A las 21.54, hora local, con el barco ya encallado frente a las costas de la isla del Giglio, el capitán aseguraba que todo estaba bien y que se había tratado de un problema técnico.
Medios italianos informaron que Schettino recibió otra llamada de la Capitanía a las 00.32 en la que se le consultó al capitán cuántas personas quedaban en el crucero. Schettino respondió que sólo unos 200 o 300, cuando en realidad el “Costa Concordia” aún estaba lleno. Luego de la inexactitud, Schettino reconoció que el barco se estaba inclinando y que lo había abandonado aunque luego se retractó.
Las contradicciones del capitán levantaron sospechas y desde la Capitanía le preguntaron si seguía en el barco. Aunque Schettino afirmó que sí, no le creyeron. “Vuelva inmediatamente a bordo, suba por la escalera de seguridad y coordine la evacuación. Debe decirnos cuánta gente hay todavía allí: niños, mujeres, pasajeros, el número exacto de cada categoría”, le reclamaron.
El diario Corriere della Sera, detalla que Cuando la Guardia Costera le informó de que ya había cadáveres, Schettino preguntó “cuántos”. Desde la Capitaní del Puerto sólo alcanzaron a decirle que esa información “debería dármela usted”.
Los investigadores sospechan que Schettino ya estaba en tierra firme y nunca regresó al lujoso crucero. Algunos testigos dicen incluso haberlo visto tomar un taxi hacia un hotel.
Este lunes, la compañía “Costa Cruceros” comunicó que el naufragio se debió a un “error humano” del capitán que acercó hasta unos 150 metros de la costa de esa pequeña isla del mar Tirreno y en la maniobra impactó con un escollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *