lunes , 19 de agosto, 2019

Liberaron por falta de mérito al psicólogo sospechado de violaciones en Villa Urquiza

Se trata de Marcelo González Calderón, de quien no se halló coincidencias entre su ADN y los analizados en los casos de las violaciones y no dieran positivos los reconocimientos a los que fue sometido.

El psicólogo Marcelo González Calderón (54), acusado de haber violado en reiteradas ocasiones a mujeres en Villa Urquiza, fue liberado ayer ya que el juez de instrucción porteño, Ricardo Farías, le dictó la falta de mérito.

El magistrado debió dictarle la falta de mérito al único sospechoso al no hallar coincidencias entre su ADN y los analizados en los casos de las violaciones y luego de que no dieran positivos los reconocimientos a los que fue sometido en sede judicial, no obstante lo cual continúa vinculado a la causa.

Según fuentes judiciales, de las dos víctimas de abusos que denunciaron el hecho en la fiscalía de Núñez-Saavedra, a cargo de José María Campagnoli, una de ellas no pudo reconocerlo en una rueda de reconocimiento realizada el 2 de septiembre último, mientras que la otra fue quien lo identificó en la fila del boliche “Azúcar”, de Palermo, lo que motivó su detención.

En uno sólo de esos dos casos, los peritos lograron tomar muestras de ADN de la víctima, que dieron negativas al ser cotejadas con el patrón genético del psicólogo detenido.

En tanto, en los otros cuatro casos de abuso sexual por los que González Calderón era investigado, las fuentes dijeron que en ninguno de ellos hubo coincidencia de ADN ni reconocimientos en rueda de personas, por lo que el juez Farías debió liberarlo.

Sobre los elementos hallados en la casa del acusado durante un allanamiento al departamento del cuarto piso “C” de un edificio situado en avenida Córdoba al 3000, de Recoleta, entre ellos una computadora Assus, los voceros informaron que la víctima que inicialmente había reconocido por fotos la máquina, descartó que fuera la suya al serle exhibida.

Respecto de una huella del sospechoso encontrada en un comercio de Villa Urquiza, donde una de las víctimas fue violada, tampoco se halló una coincidencia del cien por ciento con la de González Calderón.

Ahora, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, ordenó asignar 17 brigadas, cada una de ellas conformada por cuatro efectivos especializados en delitos contra la integridad sexual, para profundizar determinadas líneas de la pesquisa por la violación a cinco mujeres.

El primero caso que se le atribuye al violador se produjo el 28 de mayo último y la víctima fue una joven de 25 años que denunció haber sido violada en un local comercial en el barrio porteño de Caballito.

El 25 de junio, en tanto, una chica de 22 años fue abusada también en un comercio, pero de Palermo, mientras que tres días después, otra chica de 21 años, denunció un episodio similar en el mismo barrio.

En tanto, el 2 de julio pasado se registró un ataque a una joven de 25 años, empleada de un comercio de venta de ropa deportiva en Villa Urquiza, en el límite con Saavedra.

El 22 de agosto se produjo el caso de la joven abusada en la casa de decoraciones de Villa Urquiza, que motivó la detención del psicólogo, mientras que el 28 de agosto se registró el último episodio investigado en la causa, cuya víctima fue una joven empleada de una heladería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *