Domingo , 30 de Abril, 2017
explosión en alta cordoba II

Liberaron al ingeniero asesor de la planta química que explotó tras pagar $200 mil de fianza

Lo informó el abogado de Javier Lagares, quien asesoraba en la planta química que explotó hace una semana en el barrio de Alta Córdoba. La fiscal Eve Flores “aceptó el planteo de excarcelación y fijó la fianza”, explicó Gabriel Gramática Bosch.

La fiscal Eve Flores “aceptó el planteo de excarcelación y fijó una fianza de $200.000. Él declaró esta mañana lo que ya venía diciendo: que era un asesor externo, que hace semanas no iba a la planta y que no sabe qué pudo ocasionar la explosión” en la planta Raponi Química Industrial, dijo Gramática Bosch a la prensa.

Según el defensor, el ingeniero “solo efectuaba asesoramiento sobre cuestiones concretas” y se presentó “espontáneamente el lunes pasado, sin saber que había investigación y un pedido de detención en su contra” por “estrago culposo agravado”. 

Imputado del mismo delito, el jueves por la mañana se abstuvo de declarar Sergio Hilton Raponi, el dueño de la planta siniestrada, que continúa detenido en la cárcel de Bouwer, 15 kilómetros de la capital cordobesa.

Ayer el abogado defensor de Raponi, José Dantona, había anticipado que también pedirá “en forma inmediata” la libertad de su cliente “porque no hay riesgo procesal alguno” de que se fugue “y, además, así está previsto para esta clase de delitos”. 

Hugo Frontera, vocero de los vecinos autoconvocados, afectados por la explosión, informó que se reunieron con varios abogados que los están “asesorando sobre contra quiénes se puede litigar y de qué forma” por los daños sufridos por numerosas viviendas y comercios de Alta Córdoba.

“No queremos dádivas y rechazamos los 5.000 pesos ofrecidos por el gobierno provincial para los vecinos que no tienen capacidad de pago. Consideramos que ese importe no alcanzan para reconstruir nada”, manifestó.

Frontera dijo que esperan, como mínimo, “un subsidio equivalente al monto total del daño sufrido” y para los comerciantes, además, “el equivalente al lucro cesante que están dejando de percibir” por no poder abrir sus negocios.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *