jueves , 17 de octubre, 2019

Liberan al menor que mató a joven para robarle la moto

Ariel, de 33 años, fue sorprendido ayer por delincuentes que le robaron la moto y lo asesinaron a sangre fría. La Justicia liberó a un joven de 15 años que participó del homicidio. Sólo quedan dos detenidos.
Mientras su familia y sus amigos siguen llorando la absurda muerte de Ariel el “Ruso” Solano, la Justicia resolvió liberar a un menor, de 15 años, involucrado en el episodio ocurrido anoche la localidad de Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora.
Ariel fue abordado anoche, minutos antes de las 20, por al menos cuatro delincuentes, que lo balearon para robarle la moto y no dudaron en acribillarlo a sangre fría antes de escapar. Según las pericias, el “Ruso” primero recibió disparos en una pierna y en la cadera. Luego, los atacantes apoyaron una pistola en la nuca de Ariel y lo ejecutaron.
La Policía, con datos obtenidos por el dispositivo de localización y seguimiento de la moto robada, realizó una serie de allanamientos en la zona de Villa Centenario y detuvo a tres adultos (dos mujeres) y dos adolescentes de 15 y 17 años. Además, secuestró dos armas de fuego, calibres 32 y 38, pero no serían las armas homicidas. Ésta, una 9mm, aún no fue hallada.
En un principio, y al ser detenidas las dos mujeres, la causa se caratuló como “encubrimiento calificado”, pero luego, al ser apresados los presuntos autores materiales, la investigación se caratuló como “homicidio y tenencia ilegal de arma de guerra”.
Las dos mujeres y el menor de 15 años, que había sido detenido en las calles Amberes entre Camino Negro y Cosquín, fueron liberados en las últimas horas. La investigación la llevan adelante el doctor Mariano Cito de la UFI número 15 y la doctora Milone Natalia a cargo del Juzgado de Menores número 3 ambos del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.
Por el brutal crimen del “Ruso” siguen detenidos Cristian Damián Barreto (22) y su hermano Franco (17). Además, según imágenes de las cámaras de seguridad, habría dos prófugos.
“El Ruso” trabajó junto a su hermano en el bar del edificio donde funcionaba Infobae, Radio 10 y C5N. La noticia causó gran conmoción entre sus compañeros, no solo por la triste noticia de su asesinato sino también porque era una persona que desde las 5 de la mañana recibía a todos con una sonrisa en el bar; su buen humor era un sello inconfundible y así lo recuerdan quienes se enteraron de la tragedia.
La triste noticia repercutió rápidamente en las redes sociales, que se llenaron de mensajes de apoyo a la familia del “Ruso“.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *