jueves , 19 de septiembre, 2019

La Provincia trabaja en la prevención y eliminación de criaderos de mosquitos

Los controles se realizan en forma mensual, durante cinco días al mes, y se proyecta cubrir en los seis meses de trabajo unas 3.000 viviendas de unos 180 barrios de la capital.

El ministerio de Salud comenzó la semana pasada a trabajar en la prevención y eliminación de criaderos de mosquitos, a través de brigadas que supervisan las viviendas y procuran dar las instrucciones elementales para que no existan las condiciones en las que se desarrollan el dengue y la chikungunya.

El operativo busca la prevención y el control de la proliferación de criaderos del mosquito “Aedes aegypti” y es impulsado por el área de Epidemiología. Los controles se realizan en forma mensual -durante cinco días al mes-, y se proyecta cubrir en los seis meses de trabajo unas 3.000 viviendas de unos 180 barrios de la capital.

Las brigadas, están  perfectamente identificadas y avaladas por la cartera sanitaria provincial, y realizan una encuesta en cada casa. Además de supervisar la posibilidad de potenciales criaderos y tomar muestras de agua en caso de que sea necesario. También difunden información con las medidas preventivas para evitar el contagio del dengue y la chikungunya.

Las recomendaciones que se imparten pasan por cambiar el agua de los floreros, limpiar los bebederos, tapar o dar vuelta recipientes que acumulen agua, desmalezar patios y jardines, evitar acopiar elementos que no se usen y que puedan juntar agua, limpiar canaletas y desagües y colocar arena en platos bajo macetas.

En cuanto al modo más eficaz de evitar picaduras, se aconseja usar repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa, usar mangas  y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre, principalmente al amanecer y atardecer.

En las viviendas hay que colocar mosquiteros en ventanas y puertas y utilizar espirales, aerosoles o tabletas repelentes siguiendo las indicaciones del producto y procurando que las habitaciones mantengan una adecuada ventilación. El uso de repelente no está indicado para bebés menores de dos meses de edad.

Los síntomas característicos de las enfermedades transmitidas por el aedes son fiebre, dolores musculares y en articulaciones, erupción en la piel, dolor de cabeza y malestar general. Los médicos advierten que es muy importante no automedicarse, en especial no tomar aspirinas o ibuprofeno, ni aplicarse inyecciones intramusculares, y además acudir al servicio médico más próximo.

Si durante las dos semanas posteriores al viaje a zonas afectadas se presentan síntomas de dengue o chikungunya, se debe concurrir al médico e informarle acerca del viaje realizado y los lugares visitados.

En Córdoba las consultas pueden ser dirigidas al área de Epidemiología del Ministerio de Salud de Córdoba: Rosario de Santa Fe 374, segundo piso, Hospital San Roque Viejo. Teléfono  (0351) 434-1543/44. E-mail: epidemiologia@cba.gov.ar. / epidemiologiacordoba@gmail.com.

(Fuente: Prensa Gobierno de la Provincia de Córdoba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *