domingo , 21 de julio, 2019

La Policía reprimió una masiva protesta estudiantil en Barcelona

Agentes de la policía reprimieron con bastones y balas de goma una marcha de estudiantes universitarios que tomaron las calles de Barcelona y otras ciudades de España en protesta contra recortes en educación implementados por distintos gobiernos regionales.
La Educación es una de las áreas más golpeadas por los ajustes aplicados por las comunidades autónomas de España en línea con una política general de medidas de austeridad impulsada por el gobierno conservador del presidente Mariano Rajoy para contener el déficit y superar la crisis de recesión y desempleo del país.
El gobierno adoptó además una reforma laboral que abarata y facilita el despido en medio de la recesión y en un país con 5 millones de desocupados y pese a la oposición de los dos grandes sindicatos, que realizaron sus propias protestas y que planean decidir la semana próxima una posible huelga general.
Los universitarios de Barcelona, que cifraron la movilización en 70.000 personas, prendieron contenedores de basura e incluso un automóvil que estuvo a punto de explotar a unos 500 metros de plaza Catalunya, en pleno centro de Barcelona, si no actuaban con rapidez los bomberos.
La policía, que estimó en 25.000 los manifestantes, intervino ante esta situación con al menos 20 carros de asalto policiales y cientos de efectivos antidisturbios que primero cargaron contra los manifestantes con sus bastones y luego comenzaron a disparar balas de goma, provocando corridas y desmanes.
La policía informó que las varias horas de disturbios, choques y corridas terminaron con al menos nueve heridos -cinco de ellos policías-, tres detenidos y daños materiales en las fachadas de algunos edificios.

Algunos estudiantes recibieron duros golpes por parte de la policía, que les causaron heridas leves que no requirieron atención médica, según pudo comprobar Télam en el lugar.

En medio de los incidentes, los efectivos de los Mossos d`Esquadra -la policía de Cataluña- rodearon el recinto histórico de la Universidad de Barcelona (UB), que había sido “tomado” por los estudiantes poco antes de que se registraran incidentes en las calles aledañas, donde se levantaron barricadas.

Los estudiantes, que participaron en la manifestación convocada por la siete universidades públicas de Cataluña, se refugiaron en el interior del recinto universitario mientras decenas de camiones de los antidisturbios tomaban la zona.

Finalmente, tras una hora de resistencia pacífica, los agentes se retiraron.

“Más libros y menos porras”, coreaban los estudiantes, que portaban pancartas con lemas como “Educación pública y de calidad” o “La educación no es un negocio”.

“Anti-anti-anticapitalistas”, era otro de los cánticos de la marcha, que llevó en la cabecera un gran cartel en el que podía leerse “No pagaremos su estafa”, y “Salvemos a la universidad pública”.

La protesta estudiantil estuvo convocada en diferentes comunidades de España contra los recortes en materia de educación que están llevando a cabo los distintos gobiernos regionales debido a la crisis.

Los universitarios de Cataluña, Valencia, Madrid, Galicia y las Islas Baleares, entre otros, se suman a las protestas pacíficas que ya se están desarrollando en algunas escuelas secundarias, con los estudiantes valencianos a la cabeza, y que recibieron un gran respaldo tras la represión policial de las últimas semanas.

En la capital, la marcha recorrió desde Cibeles a la Puerta del Sol, sin que se registraran incidentes, al grito de “Nuestras armas son los libros” o “Huelga, huelga, huelga general”.

Los gobiernos regionales, en su mayoría en manos del derechista Partido Popular (PP), de Rajoy, y altamente endeudados, están llevando a cabo “tijeretazos” en salud y educación, dos ámbitos que son de su competencia.

En Cataluña no sólo hay protestas sino una huelga general a la que se adhirieron profesores y personal administrativo, que paralizó este miércoles por completo la actividad académica, según el sindicato mayoritario de Estudiantes. Las autoridades, en cambio, dijeron que el paro fue parcial.

El gobierno regional de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CiU), que cuentan con el apoyo del PP catalán, la pata regional del partido de Rajoy, primero recortó el presupuesto educativo y luego lo congeló.

Esto se tradujo en despidos y aumentos de tasas universitarias en 2011. En España, la Universidad es pública pero no gratuita puesto que hay que pagar matrículas para las materias y cursos cada año.

A las protestas de Barcelona, Madrid y Valencia se sumó también el movimiento de los “indignados”, por lo que se trata de una movilización mucho más amplia.
En coincidencia con la protesta estudiantil, y con la misma crisis y ajuste como telón de fondo, los dos grandes sindicatos españoles dijeron hoy que la próxima semana decidirán la convocatoria a una huelga general contra la reforma laboral.
Aunque no hubo declaraciones oficiales, el 29 de marzo comenzó a ser mencionada como probable fecha para la huelga por distintas fuentes de las centrales Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), según informó la emisora Cadena Ser, la radio de mayor audiencia en España.
Los sindicatos nacionalistas del País Vasco, Navarra y Galicia ya fijaron para ese día la primera huelga que afrontará el gobierno del PP, adelantándose a la convocatoria a nivel estatal.
El 19 de febrero, más de un millón de personas salieron a la calle en más de 50 ciudades españolas para rechazar la reforma del mercado laboral aprobada por decreto por el gobierno español.
Rajoy defendió aquel día la reforma como justa y necesaria para España. Antes de que se aprobara esta ley, había reconocido en Bruselas que la misma le costaría una huelga general.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *