lunes , 19 de agosto, 2019

La Policía de Córdoba rechazó acusaciones de gatillo fácil mediante un comunicado

El comunicado de prensa, enviado hoy por la Jefatura de Policía rechaza las acusaciones que señalan que efectivos de esa fuerza asesinaron a jóvenes cordobeses.

A continuación el comunicado completo:

“En referencia a una marcha que tendrá lugar el día miércoles próximo, llevada a cabo por familiares de personas fallecidas, en el último tiempo en el contexto denominado “gatillo fácil”, la policia de la provincia hace conocer que: El joven delincuente Lautaro Torres, no sólo cometió el hecho de robo en perjuicio de la funcionaria policial a quien despojó de su teléfono celular, sino que además hay confirmados cuatro hecho de similares características. Conforme al análisis de la fuerza policial, este menor delincuente se dedicaba a asaltar mujeres. Además, estuvo alojado en el Complejo Esperanza (ratificado por su propia madre en declaraciones periodísticas) y habría participado en uno de los motines en ese lugar; testimonios todos que obran en poder de la fiscal interviniente en la causa. Al mismo tiempo, en las redes sociales se advierte una importante cantidad de damnificados que sufrieron hechos delictivos perpetrados por este menor, utilizando arma de fuego. Todo lo actuado en la investigación policial fue elevado a la fiscalía interviniente.

Respecto a Ezequiel Barraza, el funcionario policial se enfrentó a dos sujetos (que se conducían en motocicleta) en barrio Villa Bustos, luego de haber dejado a su novia en su casa. Barraza disparó, el policía repelió la agresión y lo hirió mortalmente. De la información recogida se pudo conocer que este joven registraba antecentes por asaltos a mano armada y robos en distintos puntos de la ciudad. El caso es investigado por policía judicial bajo directivas de la fiscalía interviniente.

Cabe consignar que, tanto en la causa Torres como en la causa Barraza, ambos policías están imputados como supuestos autores del delito “homicidio simple” a tenor del artículo 306 in fine, prosiguiendo con su estado de libertad y sujetos al proceso judicial ya que en los mismos los policías actuaron en legítima defensa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *