jueves , 14 de noviembre, 2019

La Nación le exige a EPEC la devolución de tres generadores

La empresa estatal Energía Argentina S.A. (Enarsa) le solicitó ayer a Empresa Provincial de Energía Córdoba (EPEC) la devolución de tres generadores móviles, en el marco de la disputa que llevan adelante las administraciones nacional y provincial.

El pedido generó preocupación en la compañía cordobesa, ya que esos equipos son vitales para asegurar la prestación del servicio, en especial en épocas de alta demanda, como la actual, según indica el portal de la Voz del Interior.

De hecho, a principios de noviembre, el presidente de EPEC, Osvaldo Simone, reveló que la empresa había contratado energía delivery para mejorar la respuesta en días de mucho calor.

Esa operación se realizó a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que a su vez “terceriza” ese proceso en Enarsa.

Para tener en cuenta, la empresa cordobesa tiene en funcionamiento 22 generadores móviles que aportan, en total, 20 megavatios de potencia. También hay otros equipos que, si bien tienen esa condición, permanecen fijos en Bell Ville e Isla Verde.

De ese universo, Enarsa pidió la restitución de tres generadores: dos están ahora en San Francisco, una zona en la que EPEC afronta problemas con cierta regularidad.

Los restantes se encuentra entre Tanti y Villa Santa Cruz del Lago, en el valle de Punilla, donde la demanda se dispara por el turismo. Ese trio de equipos representa alrededor de tres megavatios.

Según el Sindicato de Luz y Fuerza Córdoba, el pedido de Enarsa abarcaría a otros equipos. Al respecto, el secretario gremial del sindicato, Gabriel Suárez, dijo que el eventual retiro de los generadores “es atentar contra la garantía del servicio eléctrico en la provincia”.

Y fue más allá, al asegurar que los trabajadores están dispuestos “a evitar que esos equipos sean retirados”, si finalmente ocurre un operativo de ese calibre.

Por lo pronto, EPEC ya le solicitó a Enarsa que reconsidere la medida, que en los ámbitos políticos fue evaluada como una piedra más en la tortuosa relación con la Nación.

“Desconocemos los motivos reales de Enarsa, pero es muy raro y justo ocurre en esta época de alta demanda”, disparó un miembro del gabinete provincial, quien consideró que la medida forma parte de las presiones del Gobierno nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *