viernes , 13 de diciembre, 2019

La médica afirmó que Píparo ingresó con “riesgo inminente de muerte”

La jefa del servicio de emergencia del Hospital San Roque de Gonnet declaró hoy en el juicio que se le sigue a siete acusados por balear a Carolina en una salidera bancaria en julio de 2010 en La Plata, motivo por el cual falleció el bebé que gestaba.

La jefa del servicio de emergencia del Hospital San Roque de Gonnet, Graciela Badin, aseguró hoy que Carolina Píparo ingresó a ese centro asistencial “con riesgo inminente de muerte”, luego de haber sido baleada en una salidera bancaria en julio de 2010 en La Plata.

La especialista, que asistió a la mujer tras el hecho a raíz del cual su bebé nació por cesárea y murió una semana después, aseguró que “el índice de sobrevida que tenía era de 24,74 por ciento”.

Más temprano, el fiscal Marcelo Romero, que interviene en la investigación de la salidera bancaria contra Carolina Píparo, aseguró que “la gran duda sigue siendo el autor del disparo”.

“La fiscalía tiene su convicción (sobre quién disparó), pero no puedo adelantar lo que voy a alegar ante los jueces en el momento oportuno”, explicó Romero.

El fiscal realizó estas declaraciones al ingresar a los tribunales de La Plata, donde se sigue el juicio oral por salidera bancaria ocurrida en julio de 2010 contra Carolina Píparo.

En la audiencia de hoy falta que declaren efectivos de la Policía Bonaerense para dar su testimonio en la intervención de la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *