viernes , 6 de diciembre, 2019

La familia de Luján Peñalva habla de crimen y para la Justicia “no hay indicios de terceros”

“No hay dudas de que se trató de un doble homicidio”, dijo el abogado de la familia Peñalva. En tanto, el juez Pablo Farah señaló que “no se levantaron rastros y no se obtuvieron elementos que indiquen la presencia de una tercera persona”.
La familia de Luján Peñalva, una de las dos chicas encontradas ahorcadas en Salta, mantiene serias dudas respecto a la hipótesis del “pacto suicida”, y aseguró que, para ellos, se trató de “un doble homicidio”.
“La familia no tiene dudas de que se trató de un doble homicidio”, dijo el abogado René Gómez, representante de los parientes de la joven cantante.
El abogado, en declaraciones a la prensa local, sostuvo que existen aún circunstancias a las que calificó como confusas, como la forma en que los cuerpos de Luján y Yanina Nüesch fueron encontrados.
“A mí particularmente no me cierra que dos chicas se ahorquen a la vez, con una soga que no se sabe de dónde apareció, que un cuerpo haya estado más o menos a una misma altura que el otro y… quién hizo los nudos”, expresó Gómez.
También puso en tela de juicio la afirmación de que las jóvenes no fueron violadas, al sostener que pudieron haber sido drogadas para quebrar su voluntad.
“Por mi experiencia y mi entender, me inclinaría porque se trató de un homicidio”, expresó posteriormente el letrado en declaraciones a un canal de televisión, aunque admitió que aún debe reunir elementos que sustenten esa afirmación.
Un primo de Luján, llamado Facundo, también adhirió a la hipótesis del crimen, mientras que aseguró que los mensajes entre la chica y su novio Ezequiel Fredes, en los que manifiesta su voluntad de quitarse la vida, “son falsos”.
Según indicó el joven, la familia comprobó la inexistencia de los mensajes, hechos públicos por los allegados del muchacho para contribuir a despejar sospechas sobre su persona, al contactarse con la empresa de telefonía Personal.
“Las chicas no se suicidaron. Los mensajes están armados. No discutió con el padre ese día. No armó ningún bolso. Además en la escena del crimen hay cosas que no concuerdan”, dijo en declaraciones reproducidas en un portal de noticias.
Por su parte, el juez salteño que investiga el caso dijo hoy que no hay ningún indicio de la presencia de una tercera persona en el lugar donde se encontraron los cuerpos y adelantó que comenzará a tomar declaraciones a los familiares y amigos de las chicas.
El magistrado Pablo Farah añadió que ahora busca determinar qué hicieron Luján Peñalba (19) y Yanina Nuesch desde el sábado, cuando desaparecieron, hasta la tarde del domingo, cuando según las primeras estimaciones forenses murieron ahorcadas.
Farah dijo que aún no se descarta ninguna pista sobre lo sucedido.
“Todavía no barajo hipótesis para confirmar porque estamos al inicio de la investigación, hay un criterio de investigación amplio, y sí tenemos datos certeros, como el resultado de la autopsia que indica inexistencia de lesiones en la superficie corporal, vaginal, anal y peri anal”, dijo el magistrado.
Farah confirmó además que “se hizo un rastrillaje en el lugar, particularmente en el lugar donde fueron encontradas las menores, donde no se levantaron rastros y no se obtuvieron elementos que indiquen la presencia de una tercera persona, esos son datos ya confirmados”.
El magistrado dijo que restan varias medidas probatorias y científicas que llevan tiempo, como los estudios toxicológicos, anatomopatológicos y de ADN, mientras que policías de la Brigada de Investigaciones realizan tareas de calle con el fin de reconstruir las últimas horas con vida de Luján y Yanina.
“Ahora es importante tomar testimonios del entorno familiar y amistades de las menores”, dijo el juez.
Ayer finalizaron los velatorios de las jóvenes en distintas cocherías de la capital salteña.
El cuerpo de Yanina fue cremado tras el velatorio y una misa de cuerpo presente realizada anteanoche, mientras que el de Luján fue trasladada a la ciudad de Metán.
Luján y Yanina habían desaparecido de sus casas el pasado sábado y, tras días de búsqueda, sus cuerpos fueron hallados colgados de un árbol con la misma soga, en el barrio San Carlos, donde vivían. Según las autopsias, ninguna presentaba signos de violencia ni de abuso sexual, por lo que la pista más firme es la que apunta a un pacto suicida.
En las últimas horas el novio de Peñalva, Exequiel Fredes, dijo creer que se trató de un suicidio ya que la chica estaba mal porque se había peleado con sus padres, con los que tenía problemas, al tiempo que dio a conocer mensajes que intercambió con ella el día de la desaparición, en los que le decía que se iba “a matar” porque no toleraba su “vida horrible”.
“La hipótesis del suicidio no se descarta pero tampoco excluye otras que arroje la investigación”, afirmó Farah, quien precisó que los peritos determinaron que ambas chicas murieron casi simultáneamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *