martes , 20 de agosto, 2019

La comisión de Salud del Concejo recibió a la Cámara de fuegos artificiales

Fue en el marco del análisis del proyecto para vedar la utilización de artificios pirotécnicos denominados “morteros con bomba”. Los comerciantes confirmaron su colaboración en la aplicación de la propuesta.

La comisión de Salud Pública del Concejo Deliberante recibió hoy a Rodolfo Gómez (Estelar Córdoba), Rodolfo Rossa (Sinaí), Pablo Vargas (Cienfuegos) y Cristian Baster (Basterboom) miembros de la Cámara de fuegos artificiales de Córdoba, en el marco del proyecto para vedar la utilización de artificios pirotécnicos denominados “morteros con bomba”.

Se trata de un proyecto de la concejala radical Belkis Garda, quien argumentó que “existe manipulación de ciertos productos adrede para convertirlos en elementos peligrosos para la población, por ejemplo, en el caso de protestas de diferentes tipos, en las que algunas personas utilizando el legítimo derecho a reclamar, se encargan de manipular pirotecnia para causar molestos ruidos al resto de la población, peligrosos para su integridad auditiva, o lo que es peor, para apuntar con ella a otras personas, como si de armas de fuego casera se trataran, causando cuantiosos daños”.

“Deben existir para el estado municipal mecanismos y herramientas para ayudar a la concientización y capacitación, por un lado, en el uso de las mismas, y por otro para fijar el límite de algunos productos con los que se rompe la línea del buen uso de pirotecnia y se pasa al uso violento de la misma”, fundamentó Garda.

Por su parte, Rodolfo Rossa aseguró que estos artículos “ocasionan malestar a las personas y hay asociaciones protectoras de animales que protestan por el daño y la mala utilización de estas bombas”.

“Un auto o un ladrillo mal utilizado también pueden generar un gran daño, pero hay que analizar como logramos que no vengan con morteros comprados en otras ciudades” dijo y agregó que “estamos de acuerdo si la finalidad es prohibirla pero no controlaremos si vienen de afuera, tendríamos que hacer un comunicado desde la Cámara”.

Por otra parte, los concejales escucharon el testimonio del abogado Lucas Silardone, quien quedó sordo a raíz de una bomba de estruendo que explotó en el interior de Tribunales I en una manifestación del gremio de los judiciales.

El letrado recordó los múltiples trastornos personales y laborales que le ocasionó perder la audición: “Es dramático estar en una situación de aislamiento, no pude terminar mi doctorado, tuve problemas de pareja, sociales y laborales ya que me preparé para litigar en audiencias orales y tuve que abandonar estas instancias y dedicarme a los litigios escritos”.

Ahora, el proyecto seguirá en estudio de la comisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *