jueves , 13 de diciembre, 2018

La Afsca aprobó el incio del proceso de adecuación de oficio del Grupo Clarín

El directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) aprobó dar inicio a la adecuación de oficio del Grupo Clarín a la Ley de Medios, luego de que el titular del organismo, Martín Sabbatella, anunciara ayer que se habían detectado “irregularidades” en el plan voluntario presentado por el multimedios.

La decisión fue aprobada en una reunión en la que participaron los siete miembros del directorio de la Afsca, a través de una votación en la que cinco de ellos lo hicieron a favor de la moción presentada por Sabbatella y dos (Marcelo Stubrin y Gerardo Milman, representantes de la oposición parlamentaria) se abstuvieron.

Al término del encuentro del directorio, algunos de sus integrantes hablaron con los medios y fue allí donde Sabbatella resumió el espíritu de lo aprobado: denunció que se habían detectado vínculos societarios entre los titulares de las dos unidades principales dentro del plan de partición en seis unidades de negocios que propuso el Grupo Clarín en su plan de adecuación voluntaria. 

“Encontramos vínculos societarios (entre los titulares y los miembros) de la unidad 1 y la unidad 2”, afirmó Sabbatella, quien además resaltó que eso viola el criterio de independencia que debía respetar cada una de las unidades de modo de evitar, por ejemplo, que mantuvieran una única estructura de costos que los pusiera en una posición de privilegio frente a otros competidores del mercado audiovisual.

“Necesitábamos que la división sea una división en serio. Hay vínculos societarios y sociedades comerciales entre los miembros en muchísimas empresas. En Nueva Zelanda, en Panamá, en Estados Unidos, en Argentina, tienen cruces en todos lados”, sentenció el titular de la Afsca. 

“Es absolutamente claro que no hay independencia entre la unidad uno y la dos, algo que es esencial para el cumplimiento de la ley. Dicen que venden señales y ponen condicionamientos a los compradores que demuestran que no se cumple la ley”, detalló y puso como ejemplos las cláusulas que indican que esas unidades solo podrían ser revendidas al Grupo Clarín o que deberían utilizar contenidos provistos por el mismo grupo multimedios.

httpv://youtu.be/AoMHpyx79AY

“Es evidente que las compras son ficticias. Es claramente un intento de fraude, de burlarse de la ley, que lesiona la libertad de expresión”, afirmó. 

La reunión en la que se decidió dar inicio a la adecuación de oficio, que finalizó a las 19.30, había comenzado pasadas las 17 cuando Sabbatella explicó los pormenores del dictamen realizado por un equipo técnico de la Afsca, en la que se indicó que habían sido detectadas “irregularidades” en el plan de adecuación voluntaria presentado por el Grupo Clarín.

Antes del encuentro, el dictamen elaborado por la Afsca había sido entregado a cada uno de los miembros del directorio y fue el propio Sabbatella quien lo hizo público a través de una conferencia de prensa en la que se resaltó que en el plan de adecuación del Grupo Clarín “existen sociedades cruzadas y vínculos comerciales entre los socios”. 

Al comienzo de la reunión de directorio, tanto Stubrin como Milman rechazaron tratar la moción de Sabbatella sobre tablas y finalmente se abstuvieron de votar sobre la puesta en marcha de la adecuación de oficio.

Una vez finalizada la reunión, ambos representantes de la oposición indicaron a los medios que la abstención tuvo que ver con que no habían tenido tiempo de estudiar los expedientes que derivaron en el dictamen presentado por Sabbatella.

“Conocíamos todo el expediente de adecuación, el mismo que parecía a las autoridades del Afsca le parecía maravilloso. El dictamen de la evaluación del proceso de adecuación fue aprobado por unanimidad. Las irregularidades, que debo constatar luego de su estudio, surgen de presentaciones posteriores”, afirmó Stubrin.

Tras las declaraciones de los representantes de la oposición parlamentaria en el directorio de la Afsca, fue el propio Sabbatella quien les respondió al explicar que “no estaba mal” el proyecto de dividir al Grupo Clarín en seis unidades de negocios independientes entre sí, pero aclaró que las irregularidades surgieron cuando se presentaron los nombres de los titulares de cada unidad.

“Ellos proponían dividirse. ¿Se pueden dividir? Sí. Lo que no es correcto es que tengan los vínculos societarios que están demostrados. Viola el espíritu de la ley. La ley busca que las seis unidades sean empresas distintas que compitan en el mercado. Si son socios y tienen intereses comunes, no se cumple”, explicó. 

También remarcó que ofreció a los representantes de la oposición que la reunión de directorio se extendiera por el plazo que fuera necesario y remarcó que en la votación final no se opusieron sino que se abstuvieron porque “es muy evidente el fraude que intenta hacer Clarín”.

Sin adelantarse a dar plazos sobre el plan de adecuación de oficio, Sabbatella explicó que el proceso implica que el Estado, a través del Tribunal Nacional de Tasación, tasa aquellos elementos de los que debería desprenderse el Grupo Clarín y luego los concursa. 

“La diferencia con el plan de adecuación voluntaria es que el titular no elige a quien se le vende”, sostuvo, al tiempo que explicó que, incluso, las unidades de negocios propuestas por Clarín podrían mantenerse, pero con otros dueños. 

El encuentro se realizó en la sede la Afsca, en Suipacha al 700, y contó con la participación del titular del organismo y de todos sus directores: Claudio Schifer, Marcelo Stubrin y Gerardo Millman, propuestos por el Congreso; Ignacio Saavedra, designado por el Poder Ejecutivo; Néstor Avalle, por el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual; y Eduardo Rinesi, rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento también propuesto por el Consejo.

Después de conocido el resultado de la votación, se hicieron presentes en la sede del Afsca dos abogados del Grupo Clarín, Damián Cassino y Milagros Páez para interiorizarse de la situación.

“Dejamos un requerimiento para ejercer el derecho de defensa a las acusaciones que se nos hicieron hoy públicamente”, explicó Cassino quien, además, negó que existieran vínculos societarios entre los miembros de las distintas unidades de negocios en las que pretende dividirse el Grupo Clarín.

Nervioso ante los medios, Cassino se contradijo al afirmar primero que las acusaciones del Afsca eran “falsas” y luego sostuvo que no conocía dichos cuestionamientos del organismo al plan de adecuación voluntario.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *