martes , 15 de octubre, 2019

Investigan si Heit y su pareja se proponían matar a su víctima

En el marco de la negativa de la periodista, Estefanía Heit y su esposo, Jesús Olivera,  de declarar ante la Justicia, por el secuestro durante tres meses a una mujer, se investiga ahora si los captores tenían la idea de matar a su victima. Motivo por el cual, los llevó a obligarla a escribir una carta donde anunciaba su suicidio (Ver nota: Estefanía Heit se negó a declarar).

Tras las presentaciones de Heit (29) y Jesús Olivera (28) ante la fiscal de la causa, Claudia Lorenzo, la jueza de Garantías 1 de Bahía Blanca, Gilda Stemphelet, dispuso convertir la aprensión de los dos imputados en detención formal.

La fiscal Lorenzo aseguró que “hay elementos suficientes” para acusar a la pareja y, según fuentes judiciales, una de las pruebas es un video grabado con el teléfono celular de uno de los acusados. En esas imágenes se ve en primer plano el rostro golpeado de la víctima y, de fondo, se escuchan una voz femenina y una masculina que dicen: “¿Por qué te golpeaste? No te golpees más”.

Las mismas fuentes señalaron que la propia víctima alcanzó a declarar ante la Policía, apenas se liberó de su cautiverio, que los acusados la obligaron a escribir una carta de suicidio bajo amenazas contra sus familiares. En ese sentido, el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, y su secretario de Gobierno, Gustavo Di Battista, señalaron que fue hallada esa misiva firmada por la víctima.

“Ella le indicó al capitán de la Policía dónde había dejado la nota, la carta, que era que se suicidaba por distintos motivos. Yo le pregunté si ella había firmado la carta y me dijo: ‘Sí, me obligaron y me pegaban’”, relató el intendente.

Por su parte, Di Battista agregó que cree que la existencia de esa carta, sumada al estado en que fue hallada la mujer, “estaría confirmando que la pareja lo que buscaba era el fallecimiento de la víctima”.

Por otro lado, la fiscal Lorenzo dijo que aún no analizó el contenido de las cuatro computadoras y los 60 videos secuestrados en la causa. “A la víctima se le tomó declaración en el destacamento y luego se decidió no incursionar más hasta que se recupere y hasta que los psicólogos nos digan que está en condiciones absolutas, me parece que estaríamos provocando otro vejamen”, añadió.

Es que de acuerdo con los peritos, la víctima sufrió maltrato físico y psicológico, tenías lesiones por quemaduras y golpes de puños, palos, destornilladores y martillos. También determinaron las pesquisas que a la víctima le daban un vaso de agua cada dos días y la obligaban a comer alimento de perros. Además, la hacían ingerir vino y psicofármacos e inhalar pegamento para generar en ella un estado de confusión.

El episodio, que conmociona al país entero, se conoció el lunes cuando una mujer denunció en la comisaría local que acababa de huir de una casa en la que había estado cautiva tres meses, a lo largo de los cuales había sido golpeada, abusada sexualmente y mantenida en pésimas condiciones de salud.

La casa a la que aludió la mujer, situada en Grand Bourg 1800, era de una conocida periodista de la ciudad de Coronel Suarez, cara visible del Canal 4, que vivía con su pareja, Jesús Olivera, quien decía ser pastor de una comunidad religiosa.

En este contexto, se supone que la victima, oriunda de Río Colorado, habría llegado a Coronel Suárez tras conocer a Olivera, quien le prometió que formaría parte de la fundación de una comunidad religiosa y que la ayudaría a continuar con sus estudios.

Una de las sospechas es que Heit y Olivera utilizaron a la mujer y se la llevaron a Coronel Suárez para apoderarse del dinero de la venta de un terreno que tenía (unos 100 mil pesos) y de giros postales que recibía de familiares y amigos.

Además, según la denuncia, la mujer era obligada a trabajar como empleada doméstica y mantenida cautiva en la vivienda de la pareja, donde fue sometida a diversos abusos y vejámenes, que fueron grabados con un teléfono celular. La víctima permanecía ayer internada y se reponía de las lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *