lunes , 19 de agosto, 2019

Invalidan fallo contra un banco al no probarse incumplimiento

Tras advertir que el Banco Francés no se mostró reticente a contestar el oficio judicial, dando razones de porqué no podía responder a todos los puntos solicitados por la prueba informativa, la Sala 5ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba revocó la multa impuesta a la entidad bancaria, por carecer de fundamentación.

En el pleito, el banco apeló la decisión del Juzgado de Conciliación de 1ª Nominación, de imponerle la sanción que establece el artículo 321 del Código Procesal Civil y Comercial (CPCC), de aplicación supletoria al caso y dictada en favor del actor. La institución denunció que había dado oportuno cumplimiento a los pedidos de informes cursados en la causa, aclarando sobre la información requerida, que ésta no estaba disponible y que los cheques que se solicitaban no estaban en su poder, por lo que no podía copiarlos ni certificarlos.

Ante esa circunstancia, la Sala señaló: “No se expresa en qué consiste el incumplimiento que se le achaca a la respuesta efectuada por el banco” resaltando que “en sus sucesivas respuestas” la entidad “refiere a la imposibilidad de informar todos los puntos del requerimiento en virtud de normas del Banco Central de la República Argentina sobre truncamiento de cheques sin que se encuentre tratamiento en el decisorio”. En esa lógica, el Tribunal remarcó que “dicha falencia hace incurrir al pronunciamiento en falta de argumentación” enfatizando que “la fundamentación de una resolución es un requisito esencial para su validez de modo que deben indicarse las razones o elementos de juicio que se tuvieron en cuenta para arribar a determinada conclusión”.

Bajo esa premisa, la Sala indicó que “el a-quo se limitó a fijar la suma en concepto de multa sin tener en cuenta las circunstancias comprobadas de la causa tales como que el Banco en ningún momento se mostró reticente con lo peticionado” sino que por lo contrario “siempre contestó y dio razones de sus respuestas”.

Finalmente, en el fallo se remarcó que “tan ello es así que en definitiva el expediente se elevó a la instancia de la audiencia oral y pública con la respuesta que en su oportunidad aportara el Banco recurrente” y que “luego de la multa impuesta por los supuestos incumplimientos, nada más se hizo al respecto”, por lo cual se concluyó que “todos estos elementos son suficientes para revocar el decisorio y dejar sin efecto la multa impuesta”.

(Fuente: Comercio y Justicia)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *