martes , 16 de julio, 2019

Intentaron secuestrar al ex presidente de Vélez

Raúl Gámez, precandidato a diputado nacional, resultó herido cuando varios ladrones se lo llevaron cautivo junto a una colaboradora hasta Olivos, donde se arrojó del auto en movimiento.

El ex presidente de Vélez Sársfield y precandidato a diputado nacional en las próximas elecciones del frente UNEN, Raúl Gámez, resultó herido a culatazos cuando varios ladrones se lo llevaron cautivo junto a una colaboradora hasta Olivos, donde se arrojó del auto en movimiento, según lo denunció ante la policía.

“Me querían llevar a mi casa, pero les dije que `ni loco´ los llevaba. Les dije que me pegaran un tiro, pero que no los iba a llevar”, dijo esta mañana Gámez en declaraciones a la prensa.

Según fuentes policiales y el propio relato de Gámez, el hecho comenzó anoche, cuando el ex presidente de Vélez se acababa de retirar de los estudios de TN donde había asistido a un debate político y se dirigía en su Ford Focus blanco hacia el barrio de Liniers, donde vive.

“Estábamos en Lope de Vega y Baigorria y ahí nos sorprendieron unos hombres que nos amenazaron con armas y se subieron a mi auto. Nos pasaron al asiento de atrás”, relató Gámez, quien aclaró que la otra víctima era una mujer que colabora con él.

Si bien los delincuentes querían ir a la casa de Gámez, él les dijo que no los iba a llevar, pero que sí los podía trasladar a la panadería de uno de sus hijos en Vicente López, donde podían obtener dinero.

Nos sacaron todo, mi alianza, dinero, mi teléfono celular, todo lo que teníamos. A la persona que estaba conmigo también”, contó el hombre, quien presentaba una herida en el cuero cabelludo que motivó la atención en un hospital.

Durante el trayecto, los delincuentes golpearon a Gámez a culatazos y le provocaron varias heridas, y lo reconocieron como ex presidente de Vélez.

Uh, vos sos Gámez, con la que te habrás `choreado´ en Vélez“, contó que le dijo uno de los asaltantes.

“Ellos me tenían permanentemente apuntando con el arma y empiezan a jugar con el arma. Yo le digo que a mi casa no los llevo ni que me maten. `Matame´, le dije, y me puso el arma en la frente. Pero yo no los llevaba ni loco porque podía estar mi hija y mi esposa“, explicó.

Gámez llevó a los asaltantes por la avenida Maipú, en Vicente López, hacia la panadería de su hijo, pero al llegar al cruce con la calle Marconi, a metros de la Residencia de Olivos, se arrojó del auto en movimiento para escapar.

“Me bajé y me quedé colgado de la ventanilla y del baúl, porque quería que baje la otra persona que estaba conmigo, pero me llevaron arrastrándome 50 o 70 metros hasta que comencé a rodar“, contó.

El hombre fue auxiliado por ocasionales transeúntes que fueron a buscar un patrullero que estaba a 150 metros y lo llevaron a un centro asistencial donde fue curado de las heridas.

Luego, se dirigió a la comisaría de Olivos, donde realizó la denuncia.

La mujer que lo acompañaba, en tanto, continuó cautiva hasta que finalmente fue liberada sana y salva junto al auto de Gámez en la zona de Ciudadela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *