lunes , 16 de diciembre, 2019

Indemnizan a clientes acusados falsamente de robar mercadería

La Cámara Civil y Comercial de San Isidro (Buenos Aires) ordenó a Easy (Cencosud) indemnizar con 10.000 pesos a dos clientes que fueron increpados por guardias de seguridad del hipermercado al acusarlos de forma infundada de querer robar una mercadería similar a la que mostró a los guardias antes de ingresar al establecimiento.

En la causa “Peralta c/ Cencosud SA” el denunciante alegó que los encargados de seguridad comenzaron a acusarlo de querer robar ese elemento que, previo a entrar al supermercado, había mostrado a otros guardias, ante lo cual los integrantes de la Sala III de la Cámara, Juan Ignacio Krause y María Irupé Soláns, recordaron que “el demandado admitió que el personal de vigilancia que detectó cierta irregularidad en el accionar de los actores al observarlos introducir entre sus ropas un artículo ‘niple’ (que luego se comprobó que era usado), los siguió durante su estancia en el local y los detuvo tras pasar la línea de cajas, ocasión en que fueron demorados e interrogados acerca de mercadería que podrían tener en su poder y que no habrían abonado”.

Los magistrados también señalaron que “sabido es que la verdadera labor impugnativa de una sentencia no consiste en denunciar ante el Tribunal de Alzada sus supuestas falencias o injusticias sino en demostrarlas, con la mención -más o menos específica, según las circunstancias del caso- de los elementos de prueba que justifiquen tal impugnación”.

Agregaron que “no basta que el apelante afirme una opinión en contrario porque es su carga probar concreta y razonadamente en qué radica el error que atribuye al juez, en el ejercicio de la sana crítica, al concluir con una solución distinta a la por él propugnada. Es que los agravios deben ser suficientes sobre cada una de las cuestiones debatidas y cuya modificación se pretende. Aquellas sobre las que la impugnación resulta vaga o meramente afirmativa, o traduce una simple discrepancia subjetiva que no configura una crítica razonada quedan excluidas de la consideración de la Alzada”, consignó el fallo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *