jueves , 17 de octubre, 2019

Imputan a siete comisarios por cobrar coimas

Siete comisarios de la ciudad de Córdoba fueron imputados  por cobrar “bonos de contribución” a prostíbulos y comerciantes a través de una cooperadora policial. 

“La investigación de una cooperadora policial no autorizada que recaudaba “fondos” para las comisarías 1ª, 9ª y 10ª, a la que se vincula en una causa por trata de personas, tuvo serias derivaciones. Aunque el hermetismo en el ámbito de la Justicia Federal no ha permitido conocer las identidades de los involucrados, puede afirmarse que el fiscal Enrique Senestrari ha imputado a siete comisarios de la Policía de Córdoba en el marco de esa causa”, informa La Voz del Interior.

A par­tir del allanamiento del prostíbulo “Majas” surgió la pista principal para investigar a los comisarios que se sucedieron al frente de las tres seccionales que contaban con el apoyo de esa cooperadora policial, dirigida e integrada por dos personas de apellidos Iturrioz y Freytes, detenidos por orden del fiscal federal Enrique Senestrari. En ese allanamiento secuestraron numerosos comprobantes de “aportes” a la mencionada cooperadora, no autorizada a funcionar por Inspecciones Jurídicas.

“Hay dos de ellos que tienen una situación más comprometida. A uno se lo ha imputado por la ley que prohibía los prostíbulos ya que, sabiendo que era un negocio ilegal, recibía dinero proveniente del prostíbulo. Esto, porque esos delitos se cometieron cuando no estaba vigente la ley de trata de personas. En cambio, al otro comisario lo encuadramos en la trata porque ya estaba vigente en el momento de recibir dinero proveniente del mencionado prostíbulo”, señaló el fiscal Senestrari a La Voz del Interior.

Los otros cinco comisarios están imputados por cohecho (coimas) porque “aunque el prostíbulo ya no funcionaba, seguían recibiendo dinero aportado por comerciantes a la cooperadora ilegal, a sabiendas de que no estaba autorizada”.

La causa podría tener otras derivaciones porque el fiscal recibió información sobre la “protección” que se cobraba a través de la misma organización ilegal en al menos uno de los prostíbulos que explotaba Sergio Claudio Borile, condenado en la provincia a cinco años de prisión y juzgado ahora en el Tribunal Oral N° 2 por trata de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *